sábado, 8 de junio de 2013

La Ignorancia espiritual como pecado


Hace años que analizo el mundo espiritual. Hace años que veo casos de obreros y pastores endemoniados. Hace mucho tiempo que escucho predicas de altos líderes. Hace tiempo que leo blogs y escribo sobre temas espirituales. Y en todos estos años descubrí que el mayor pecado que se comete en el mundo cristiano NO es el de mentir, robar, matar, orgullo, etc., sino el de la ignorancia espiritual. Osea el desconocimiento sobre la existencia de Dios y de cómo hacer su voluntad.
La mayoría de las personas de este mundo no sabe que Dios existe. Y dentro de los pocos que si lo saben hay un desconocimiento muy grande sobre como realmente hacer su voluntad.
Ya en varios artículos dije que Dios quiere obediencia. Algo que leyendo libros como Deuteronomio de la Biblia se puede conocer fácilmente. Ahora el problema a determinar es “Cómo se obedece a Dios en estos días”. Y digo en estos días porque la obediencia que Dios exige hoy no es la misma que exigía a los personajes del Antiguo Testamento ni siquiera a los del Nuevo. Es que ha habido modificaciones por el paso del tiempo. Hace dos mil años por ejemplo no había internet hoy si hay entonces las reglas Bíblicas deben ser adaptadas a fenómenos como ese que hacen replantear toda una serie de cosas.
Por ejemplo el surgimiento de la evangelización por internet que antes no existía. Seguramente cuando surgió la internet habrán aparecido también debates entre cristianos sobre si podría utilizársela como medio para difundir el evangelio y en el caso de aceptarse tal idea, sobre cómo hacer tal uso. Eso hace  dos mil años no se discutía. 
Volviendo al tema, Dios quiere obediencia, pero la pregunta a hacerse es ¿cómo obedecer a Dios hoy en día?. Esta pregunta tan sencilla es la más difícil de responder dentro de todo el mundo cristiano. Hay muchos tipos de Iglesias cristianas todos ellas diferentes porque la respuesta a esa pregunta también es distinta. Todas dicen ser cristianas pero el significado lo que Dios requiere como obediencia es totalmente distinto entre una y otra institución. Claro que podrá haber puntos en común pero siempre se van a manifestar diferencias.
Esto de que existan diferentes respuestas a lo que quiere decir “obediencia” hace pensar que Dios es una persona divida y que tiene, para cada institución que dice ser de él, ordenes distintas. Claro que eso es mentira. Dios no trabaja así. La obediencia es una sola es solo que la mayoría del mundo la desconocen, ósea no saben cómo obedecer a Dios en su totalidad. Ese “no saben” es el pecado de la ignorancia que lleva a las personas a creer que siguen a Dios cuando en realidad no es así. Son personas engañadas por demonios.
La obediencia se divide en porcentajes. Cada institución cristiana tiene su nivel de obediencia. Algunas Iglesias le obedecen mucho y otras en todo.
Este problema de la obediencia surge porque es muy difícil conocer a Dios. Es muy difícil entender lo que realmente este ser quiere. Por eso es que hay teólogos cristianos que tienen Espíritu Santo pero aun así no saben llevarse bien con Dios. Es algo que ocurre. Hay libros de líderes cristianos en donde uno puede ver claramente por lo que dice, que la persona que escribe tiene Espíritu Santo pero también tiene un desconocimiento de cómo agradar a Dios en su totalidad. Es decir, le obedece a Dios pero solo en parte.
Si bien es cierto que el más interesado a enseñar a que todo el mundo obedezca a Dios es el propio Dios. Eso no quiere decir que él regale conocimientos de cómo hacer su voluntad. Y como todos los que somos sabios en la Fe entendemos, no alcanza con leer la Biblia. Hay que buscar más, hay que interesarse más por entender como se hace la voluntad de Dios en estos días.
A veces los siervos de Dios o los que quieren seguirlo tienen Fe pero esta es enfocada para buscar una sanidad, o una liberación o el bautismo con Espíritu Santo, o para ganar almas, o para ser prospero, o para servir en la Obra, pero no tienen esa misma Fe para buscar sabiduría de cómo obedecer a Dios en todas las áreas de la vida.
En otras veces los siervos tienen esa Fe de buscar sabiduría de Dios, pero no es para conocer cómo hacer su voluntad en estos días, sino para entender cómo llevarse bien con la pareja para que su matrimonio o noviazgo funcione, o para entender qué empresa abrir si esta o aquella, o para entender cómo dirigir una Iglesia, o cómo salvar la mayor cantidad de almas.
A veces los siervos ¡Sí! tienen esa Fe de buscar entender a Dios, de tratar de comprender como hacer su voluntad hoy en día. Pero no alcanzan tal sabiduría porque no sacrifican lo suficiente, cuando alguien les da un libro de la Iglesia donde puede estar la respuesta o un artículo,. no quieren esforzarse por leer. Cuando alguien les dice cosas como “escucha tal audio” no quieren hacerlo, prefieren invertir su tiempo en otra cosa. Cuando se las invita a una reunión especial donde se habla de tal tema o cuando uno se ofrece para enseñar no quieren saber nada. Cuando hay que hacer una ofrenda por tal motivo no quieren. Quieren que Dios les regale su sabiduría gratis, sin esforzarse, porque piensan que para entender a Dios no hay que sacrificar tiempo, lectura, etc..
El cierto el dicho de “el que busca encuentra”. Si una persona se propone buscar el Espíritu Santo seguro si busca bien lo va a encontrar. Si una persona se propone ser prospera seguro si busca bien también va a dar con ese objetivo. Así también si uno se propone entender a Dios en su totalidad, si uno se propone en comprender como Dios trabaja, indudablemente se logrará tal objetivo también igual que en los otros casos, siempre y cuando se busque bien.
Esto lo digo para demostrar que la gente peca con Dios por ignorancia porque quiere y no porque no tenga condiciones. Porque si usan la Fe para conseguir conocimiento de lo Alto indudablemente lo van a alcanzar. Pero claro es más cómodo que el pastor se encargue de eso, es más cómodo que otros hagan en trabajo que le toca a uno, es más cómodo sacrificar por tener una pareja por ganar almas, por expandir iglesias que por buscar conocer como obedecer a Dios en su totalidad.

La mayoría de los testimonios de los ex obreros, ex pastores, es obispos y ex miembros, se debe a falta de conocimiento sobre cómo hacer la voluntad de Dios. A veces uno piensa que el problema es la mentira, el sexo antes del matrimonio, el robo, pero en realidad es la falta de conocimiento sobre cómo hacer la voluntad de Dios. Es que la persona que sabe hacer la voluntad de Dios es difícil que caiga siempre y cuando ponga en práctica lo que sabe de Dios, es decir, obedezca. Dios es un gran maestro y sabe enseñar, pero eso solo lo sabemos quienes realmente nos dejamos instruir por él, quienes temprano nos levantamos para buscar entenderlo, quienes nos esforzamos mucho porque nos enseñe sus secretos. 
Contacto
Tengo una página de Facebook llamada “El blog Espiritual de Martin”. Denle click en “Me gusta” para recibir actualizaciones. También ahí pueden dejar sus comentarios y preguntas.
Por correo a martinalbertosanchez@live.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario