sábado, 8 de junio de 2013

Errores comunes en la vida sentimental cometidos en la Obra por falta de conocimiento sobre cómo hacer la voluntad de Dios en dicha área.


Doy algunos ejemplos de errores en la obediencia por falta de conocimiento en la Obra para aclarar mejor el panorama. Hablo de la Obra porque se supone que de obrero para arriba tiene que haber un conocimiento alto sobre cómo hacer la voluntad de Dios. Y si muchos los obreros y pastores comenten los errores que voy a narrar ¿Qué se puede esperar de un simple miembro?.
Vida sentimental:                                                            
Dios es el que se encarga de elegir quien se tiene que poner de novio con quien. Y para saber cuál es la persona indicada según la voluntad de Dios es que hay que buscar y seguir las guías de su Espíritu. ¿Qué hacen muchos obreros y pastores en esta área?. En vez de buscar la dirección de Dios al enamorarse de alguien, si ponen de novios consultado al pastor como si este fuera Dios. Y en algunos casos ni esta opinión se busca, se ponen de novios solo porque los dos se gustan. O en el caso de que el enamorado sea rechazado por la otra persona, se usa la Fe para conseguir la atención de su enamorada. Esto sin siquiera pedir autorización de Dios.
Es por eso que se ven en la Obra, obreros y pastores que ya van por su tercer noviazgo. Es que no entienden como trabaja Dios en la vida sentimental a pesar de ser obreros y hasta pastores. Es un problema de falta de conocimiento.
Las parejas Dios las decide desde el cielo. Y los llamados por Dios para ser novios y más adelante esposos, se dan cuenta por revelaciones de esa decisión de Dios. Dios nunca quiere que las parejas que él armó desde el cielo se resistan uno al otro. Y justamente esto es lo que sucede muchas veces en la Obra. En el programa de Tv llamado “Terapia del Amor” de Cristiane Cardozo y el obispo Renato Cardozo, se ven muchos de estos casos. El caso es el siguiente. Dios ya dijo desde el cielo que el pastor Marcelo era el candidato perfecto para la obrera María. El pastor Marcelo se da cuenta de la decisión divina y va en busca de su amada la obrera María. Y esta, por no conocer que Dios trabaja así, es decir que arma las parejas desde el cielo, hace de todo para no corresponder ese amor. Ni siquiera intenta conocer a Marcelo, aunque le parezca un buen partido. Y esa misma obrera es la que después dice en sus oraciones “Dios yo estoy dispuesta hasta morir por hacer tu voluntad”. Si está dispuesta  a morir ¿Por qué no acepta el candidato que Dios le eligió?. Otras veces la obrera María da otras escusas como por ejemplo “tengo miedo de que me sean infiel”, “desconfió de los hombres”, “ya probé varias veces y no funcionó”, “me parece que no es el momento”, “no estoy preparada para eso”, “no me quiero casar”, etc.. Pero si Dios ya mandó desde el cielo a que los dos intenten ser uno para el otro, ¿Por qué la obrera María se resiste y da excusas?. Porque en la mayoría de los casos y a pesar de ser obrera, no sabe que Dios arma las parejas desde el cielo y el que te toca te toca. Y listo. No hay lloro. Si uno quiere hacer su voluntad tiene que aceptar la persona que Dios le eligió. Y si no quería casarse, casarse igual. Si tenía miedo, vencer el miedo.
Esto que estoy diciendo es tan común en la Obra que se pueden ver muchos casos en los diarios, en los blogs de esposas de pastores, de obreros, etc.. Por eso el que si tuvo la revelación queda a cargo de usar la Fe para que la otra persona pueda cumplir con el mandato divino. No es usar la Fe para que la otra persona se enamore de uno sino para que la otra persona pueda cumplir con la voluntad de Dios. Cuando una persona hace lo mismo que la obrera María, es decir se comporta igual, esa persona no está rechazando a un hombre si no la a voluntad de Dios. Y es hipócrita al decir en oración “Dios yo estoy dispuesta a hacer todo por tu voluntad, lo que me digas yo hago”. Es una hipócrita. Porque eso que confiesa es solo de la boca para afuera. En realidad no lo cumple. Claro que en la mayoría de los casos es por falta de conocimiento sobre la forma en que Dios trabaja en estas áreas, a lo mejor la obrera María tiene temor de Dios, pero lo enfoca en la Obra, en no volver a la antigua vida, pero cuando se trata de hablar o corresponder el amor del pastor Marcelo, no siente nada, es mas ni le importa rechazarlo. Es más hasta quizá le dice a Dios en oración “Dios yo quiero que lo alejes a ese Marcelo de mí, yo no quiero nada con él, yo solo quiero dedicarme a hacer tu voluntad”. Esto parece que chiste pero es algo que pasa y muy de seguido. No hay temor en algunas personas de la Obra en rechazar a la persona que Dios le ha elegido. Eso por falta de sabiduría. En los programas del obispo Renato y Cris Cardozo hay testimonios de obreras que estuvieron años luchando por conseguir el amor de su actual esposo que era pastor. ¿Por qué se resistió el pastor a la voluntad de Dios tanto tiempo?. En la mayoría de los casos argumentan, “tenía miedo porque me habían lastimado antes”, ¿miedo un pastor, medio que duro más de un años?. Me parece raro. Hay algo detrás de ese miedo. Me acuerdo el caso de una obrera que trabajaba en la Terapia del amor y aun así no creía en el amor. Y cuando un su candidato guiado por Dios intento conquistarla. Ella se resistió. Después de un tiempo de lucha acepto. Y argumento que dio de su conducta se debió a que “no creía en el amor”. Y trabajaba en la terapia del amor.
El temor de Dios se relaciona con el conocimiento. Antes de conocer sobre el diezmo no me pesaba en conciencia no dar el diezmo. Pero después de que aprendí que se debe diezmar y que es pecado no hacerlo, es que tengo temor y cuando viene dinero a mis manos siempre estoy pensando en el 10%. Si una obrera no sabe como Dios trabaja en la vida sentimental no va a sentir temor de rechazar su voluntad con excusas como “no quiero casarme”, “no es momento”, “me parece que no va a funcionar”, “tengo miedo”, etc.. Yo puedo tener miedo de diezmar cuando tengo muchas cuentas que pagar y poco dinero, pero aun así el miedo no me vence, lo venzo yo porque mi temor es mayor. Pero ese temor no lo tenía antes de CONOCER que no dar el diezmo era pecado. Cuando una obrera actúa como María es común que no sienta ningún temor. Eso no quiere decir que esté actuando bien delante de Dios. Con el tiempo se dará cuenta de su error. Por eso es importante que se conozca como Dios trabaja hoy en día a fin de no estar pecando sin notarlo. Si la obrera María tuviese conocimiento sobre cómo trabaja Dios en la vida sentimental, estoy seguro que no le haría ningún problema al pastor Marcelo. El pastor Marcelo no tendría que ni siquiera hacer una oración sobre el tema ni esperar tanto, ni luchar tanto.
Otro error es sobre cómo llevar la relación sentimental en la etapa de novios. El error común, el que más ocurre, es que en el noviazgo uno o los dos miembros de la pareja no toman la relación enserio. La toman como algo secundario, por eso se ven cuando pueden, casi no se hablan y dan excusas como “lo hacemos para no pecar”, “la obra es más importante que la vida sentimental”, etc.. No pueden ser más diabólicas estas excusas. Ya que la verdadera razón por la cual se comportan así es porque no saben cómo debe actuar cada uno.
Otras veces el problema es que uno de los dos no se quiere entregar al otro. Por eso es que le cuesta decir “Te amo, te quiero, te necesito”. No lo puede decir porque no le sale. No es vergüenza sino que es medio a sentirse vulnerable, dependiente del otro, de amar, de entregarse completamente al otro. Eso también es un pecado. O estás en la Fe del noviazgo o directamente no estás ahí. No puede haber término medio. A veces una obrera es muy valiente para expulsar un demonio pero es una cobarde para asuntos sentimentales. Para Dios no entregarse es un pecado. Si la obrera que no se quiere entregar, supiera de eso estoy seguro que no se comportaría como una niña malcriada. La falta de conocimiento sobre cómo llevar una relación es un problema grave. A una esposa de obispo le paso esto en su etapa de noviazgo. Ella no se quería entregar porque era una niña malcriada. Cuando hablo de entrega no me refiero a sexo, sino a tomar enserio la relación, a valorar al otro, a dejar de jugar y comenzar a planificar una vida juntos, a entender que el noviazgo es una etapa previa al matrimonio, a pensar en casarse, a no dejar que nada interfiera en la relación, a sacrificar uno por el otro.
Otro gran error común cometido en la Obra de Dios tiene que ver con la elección de pareja. Normalmente el obrero, la obrera y el pastor quieren alguien que  trabaje en la Obra como ellos. Es lo que ellos merecen por justicia porque tienen un cargo. Y si tienen un cargo quieren a alguien que también sea así. Esto es una pretensión justa. El problema es que en determinados casos Dios no tiene a alguien preparado para ellos que ejerza la función en la Obra. Ese es el problema. Entonces el camino que uno puede tomar es esperar a que exista tal persona o directamente elegir a una persona sea dentro o fuera de la Iglesia y luchar por ella para su conversión y para que ingrese a la Obra. Esta otra persona puede ser una ex pareja, un amigo de barrio, de trabajo, de facultad o un miembro antiguo o nuevo pero que no trabaja en la Obra. Pero a veces ni siquiera existe esa opción porque Dios directamente quiere que el  obrero o la obrera, esto generalmente no le ocurre al pastor, luche por tal miembro o por una persona de afuera para traerla al mundo de la Fe hasta que suba al cargo de la Obra.
Esto que acabo de narrar en simples palabras hay gente en la Obra que no lo sabe. Por eso es que siempre están esperando SOLAMENTE la primera opción, osea que Dios le traiga alguien que ya esté todo preparado, es decir, que sea obrero/a o pastor. Entonces cuando Dios no les trae nada porque no tiene, se desaniman en la Fe y dejan de luchar o en el caso de que Dios les elija alguien para ellos que no sea de la Obra, estos no quieren aceptar porque les parece algo injusto de parte de Dios. y por eso creen que si viene una oferta así no es de él sino del diablo. Actuando así es que se pierden muchas oportunidades. Cuando una obrera tiene 20 años o menos es más fácil que consiga marido. Porque casi todos los obreros son jóvenes y porque hay muchos pastores solteros de esa edad. Pero cuando una obrera tiene 32 años por ejemplo es más complejo conseguir pareja. No es fácil. Si la obrera no lucha por alguien para convertirlo o para que ingrese a la Obra, si es lo que ella y Dios desean, en gran parte de los casos, no va a ocurrir nada. Esto es así. La realidad lo muestra día a día. Claro que cada uno tiene que buscar saber qué caso le toca. Porque a veces hay excepciones y Dios arma las parejas sin problemas trayendo personas de otras provincias que vienen por casualidad y conocen a su otra mitad. Pero no siempre esto es así. Cada uno debe estar atento al caso que le toca y no cerrar las puertas de la bendición.

Para finalizar voy a decir que hay más casos de errores que analizar. Pero en esta oportunidad solo desarrolle los más comunes que ocurren en la vida sentimental.
Contacto
Tengo una página de Facebook llamada “El blog Espiritual de Martin”. Denle click en “Me gusta” para recibir actualizaciones. También ahí pueden dejar sus comentarios y preguntas.
Por correo a martinalbertosanchez@live.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario