lunes, 22 de abril de 2013

Nuevo Nacimiento: Todo lo que hay que saber


Nuevo nacimiento: Aclaraciones
¿Qué es?
Es una trasformación interior. Es cuando una persona deja de ser lo que era para ser algo nuevo creado por intervención del Espíritu Santo. Esta transformación tiene dos partes por un lado se modifica la mente del ser humano, la manera de pensar, además de dotársele de conocimientos necesarios para hacer la voluntad de Dios. Él nacido de nuevo es sabio porque sabe que lo principal para su vida es hacer la voluntad de Dios y también conoce el camino para lograr ese objetivo. Si se le pregunta cómo se hace la voluntad de Dios en las ofrendas, en la vida sexual, en la vida sentimental, en la Obra, etc., él sabe.
Por el otro, el nuevo nacimiento también implica el cambio del corazón de una persona. El interior de una persona que ha nacido de nuevo no es común no es normal, porque es algo creado por Dios. El corazón de un nacido de nuevo es similar al de Dios. El corazón nuevo se ve cuando en una persona se manifiestan los frutos del Espíritu Santo (amor, paz, longanimidad, alergia, bondad, benignidad, fidelidad, mansedumbre, domino propio). Estos frutos no son naturales, el hombre normal no los tiene, solo el nacido de nuevo. La descripción de estos frutos está bien detallada en el libro “En los pasos de Jesús” escrito por el obispo Edir Macedo.
¿Para qué sirve?
Genera una armadura que permite al cristiano poder seguir a Dios, obedecerlo a pesar de toda circunstancia negativa. Es lo que hace que uno pueda resistir hasta el final la voluntad de Dios. Normalmente se cree que es el Espíritu Santo el que hace esto pero no es así. No es el Espíritu Santo el secreto sino en tener la PLENITUD de ese Espíritu y tal cosa se logra naciendo de nuevo.
Además habilita todas las otras promesas Bíblicas como las de:
Prosperidad: Una cosa es la prosperidad que tiene uno que no ha nacido de nuevo y otra es la que conquista otro que si ha conseguido tal nacimiento. No son lo mismo. El que conquista cosas con el poder de Dios pero que todavía no ha nacido de nuevo está bajo maldición y por lo tanto está sujeto a perder todo lo que tiene o a no disfrutarlo o alguna otra consecuencia por no obedecer a Dios en su totalidad. En la Iglesia hay muchos testimonios económicos sorprendentes. El problema es que gran parte de ellos pertenecen a personas que no han nacido de nuevo. Eso hay que corregirlo.
Sanidad: Es prácticamente muy difícil que una persona que ha nacido se enferme. Estoy hablando de enfermedades puestas por el mal. Un resfriado por ejemplo puede tenerlo cualquiera, una indigestión por comer en exceso también. Pero un cáncer, o cosas así es difícil que ocurra. Es que el nacido de nuevo no tiene demonios dentro, está totalmente limpio y al no tenerlos no pueden estos colocar enfermedades. Los demonios colocan enfermedades en los cuerpos de sus víctimas SOLO cuando viven dentro de ellas.
Salvación de pleno derecho:
Hay varias formas de conseguir salvación. Una es la que se consigue en el lecho del dolor, esto es cuando una persona se arrepiente de todo lo que hay de malo y acepta a Dios reconociendo que Jesús es su hijo en los últimos momentos de su vida. La otra forma es la que se consigue naciendo de nuevo, la que llamo de pleno derecho. Pero hay otra más que es muy similar a la primera, en ella la persona no ha dejado todos los pecados y por lo tanto no ha nacido de nuevo pero aun así Dios porque ve las buenas intenciones y acciones del fiel lo deja entrar al cielo. Es cuando una persona por ejemplo muere pero sin haber sido del todo liberado pero siguiendo la voz de Dios en todo lo que puede cumplir. Es que la liberación lleva su tiempo quien muere en tal proceso pero es sincero, y demuestra esfuerzo por cambiar puede aun no logrando limpiarse de todo el pecado llegar a tener derecho a este tipo de salvación. El problema es que cuando uno muere con la salvación que da el nuevo nacimiento es premiado en el cielo y no se le objeta nada. En cambio cuando uno muere en cualquiera de las otras formas es que hay reprensión en el cielo porque las ofrendas presentadas no son buenas. Esto es importante para aquella persona que se dedica a salvar almas desde el altar. Las almas presentadas no son de calidad en cuanto a la conversión. Por eso es que la persona es reprendida. Es que una persona que no es convertida no puede convertir a nadie y Dios busca que sus pastores y obispos le presenten almas convertidas al 100% no casi convertidas. La persona que tiene a su cargo la conversión del otro y no presenta eso no será bien recibida en el cielo aunque sea salva. Se frustrará cuando llegue al cielo porque pensara que Dios lo premiará por todo lo que hizo cuando en realidad tal cosa no ocurrirá. Si ni él no ha nacido de nuevo ¿qué se puede esperar de la gente a la cual pastorea?.   
Este último tema es complejo de explicar pero no voy a profundizar en él porque no es este el espacio adecuado para tratarlo.
La persona que ha nacido de nuevo tiene salvación de pleno derecho, osea aquella que es irreprensible delante de Dios. Esta salvación hace que la muerte de Jesús en la cruz haya valido la pena de verdad.
Conversión del familiar:
La conversión de los otros solo se logra cuando uno nace de nuevo. Ahí recién se pasa a ser un buen testimonio de cristiano delante de Dios y por eso se tiene derecho a que Dios convierta totalmente a los familiares. Eso no quiere decir que una persona que no nació de nuevo no deba luchar por la conversión de sus familiares. Al contrario debe hacerlo es que cuando se va luchando por los familiares es que se va naciendo de nuevo. Las oraciones y sacrificios hechos por el familiar ayuda y mucho a lograr el nuevo nacimiento de uno.
Libración:
Quien no ha nacido no es libre de todo mal. A lo mejor piensa que si, pero no es libre. Por eso es que los frutos de tener demonios en su cuerpo se van a manifestar tarde o temprano. Habrá nerviosismos, miedo, dolores en el cuerpo, pesadillas, y cosas así por el estilo. Por eso si es que se quiere dejar de sufrir se tiene que nacer de nuevo. No queda otra.
Vida sexual y sentimental:
La plenitud de Dios en estas areas se logra naciendo de nuevo. No antes. Es que solo el nacido de nuevo tiene derecho a una pareja que encaje con él y la haga feliz. El nacido de nuevo hace feliz a Dios y por eso tiene derecho a que otra persona le haga feliz. Las parejas que no han nacido de nuevo como no hacen feliz a Dios es que no son felices del todo. Puede aparentar de que si, puede hasta que se amen de corazón, hasta que entre los dos sean fieles pero si no hacen feliz a Dios, LOS DOS es que nunca serán verdaderamente felices uno con el otro.  
La persona para poder ser feliz en la vida sentimental necesita que Dios moldee a alguien sexual y sentimentalmente. Y solo quien ha nacido de nuevo tiene derecho a hacer que Dios use su poder en ese sentido.
Los cristianos cuando se ponen de novios o se casan pasan por un periodo de adaptación, adaptación uno con el otro para ser felices como pareja. Pero además de eso necesitan ambos usar la fe para que Dios los moldee a cada uno para poder hacer feliz al otro. Aun los nacidos de nuevo tienen que usar la fe para lograr ser felices sentimentalmente con otra persona que también es nacida de nuevo. Pero los que no han nacido de nuevo no tienen derecho a este tipo de trabajo divino, no tienen derecho de que Dios moldee a sus parejas para que sean algo rico para ellos algo que los haga feliz algo que encaje con ellos.
Obra de Dios:
La persona que no ha nacido de nuevo no puede ingresar a la Obra de Dios, porque está impura. Estoy hablando del cargo de obrero para arriba. Si puede en cambio ser evangelista o colaborador de la Iglesia.
El no nacido de nuevo no va a soportar la Obra ni tampoco hacer la voluntad de Dios. Tarde o temprano fracasará en esa Fe.
¿Cómo se logra?
1) Obedeciendo los mandamientos que están en la Biblia y que son de cumplimiento actual: Esto es no matar, no robar, ir a las Iglesias a buscar a Dios, orar, perseverar, etc.. Cuando digo “de cumplimiento actual” me refiero a los mandamientos que deben seguirse hoy. Es que hay consejos que ya no se cumplen desde la muerte de Jesús (Ejemplo sacrificios de animales del viejo testamento) y otros que se han enseñando después de la venida de Jesús pero que son desactualizados.
2) Obedeciendo a lo que los líderes de las respectivas Iglesias dicen pero en todo lo que dicen sino en todo lo que Dios hace entender a uno que se debe obedecer: Esto se hace así por muchos motivos de los cuales no voy a hablar en este espacio por estar tratados en otro artículo y por ser un tema bastante extenso.
3) Siguiendo las guías, orientaciones y direcciones del Espíritu Santo: Estas se obtienen leyendo la Biblia diariamente pidiéndole a Dios que hable a través de ella, también cuando se le pide a Dios que hable a través del pastor u obispo que dirige una reunión y por ultimo cuando se le pide a Dios al iniciar el día que todo el tiempo lo esté dirigiendo a uno en el pensamiento a fin de no desviar de su voluntad.
Dios puede usar, además de los otros medios, otras formas para dar sus mensajes, como por ejemplo un evangelista o miembro.
También se le puede consultar a Dios sobre lo que se desea saber sobre un asunto particular. Por ejemplo para saber si tal persona es o no la otra mitad de uno. La respuesta vendrá como un entendimiento.
Cuanto tiempo lleva nacer de nuevo
Depende de cada persona, del estado espiritual que tenga, de lo cerca que tenga la Iglesia, de lo bueno que sean sus líderes para guiarlo al nuevo nacimiento entre otras cosas. Esto hace que no haya un tiempo fijo. Puede ser un año, o más. Lo que sí es seguro es que el nuevo nacimiento se logra con posterioridad del bautismo con el Espíritu Santo.
Cuando uno sabe que ha nacido de nuevo
Cuando se tiene certeza dada por el Espíritu Santo de que así es. La certeza no viene del propio ser humano ni tampoco DEL PASTOR o de otra persona, sino del Espíritu Santo. Muchos creen que han nacido de nuevo pero después se dan cuenta de que no es así. Otro tanto son convencidos por el pastor de que si han nacido de nuevo cuando en realidad tampoco es así. El único que puede saber con certeza es uno mismo con la revelación del Espíritu Santo. Si alguno que lee esto tiene duda sobre si realmente a nacido de nuevo a no que pida a Dios que le revele la verdad.
Confusiones comunes sobre lo que es el nuevo nacimiento
Nuevo nacimiento igual a liberación
Muchos creen que uno nace nuevo cuando se libera de ciertos problemas espirituales como insomnio, depresión, dolores constantes en el cuerpo, visión de bultos, audición de voces, mala suerte, etc.. Esto no es así. La liberación o limpieza espiritual es parte del nuevo nacimiento pero no es el todo. Es que para nacer de nuevo en su totalidad hay que liberarse del mal. Pero la liberación no hace que uno por ejemplo dé los frutos del Espíritu Santo. Una persona puede no tener más dolores de cabeza constantes pero eso no quiere decir que ha nacido de nuevo. Si no tiene una mente nueva y un corazón distinto al que tenia no se puede hablar de nuevo nacimiento.
Nuevo nacimiento igual a ser bautizado con el Espíritu Santo
No es lo mismo ser bautizado que nacer de nuevo. Es que cuando uno recibe el Espíritu Santo puede que todavía no esté del todo liberado. No es común que se enseñen en las Iglesias esto pero es así. Acá no voy a entrar en detalle sobre este tema pero adelanto que en otro artículo está bien tratado y explicado por qué sucede esto.
Además los frutos del Espíritu que se dan en el corazón no aparecen automáticamente en el cristiano cuando recién es bautizado sino que se van generando a medida que este se va llevando bien con Dios después de tal bautismo.
También hay que agregar que para nacer de nuevo uno tiene que tener mucho conocimiento acerca de cómo llevarse con Dios y obedecerle por un largo periodo por eso cuesta mucho. Un novato en la Fe no puede nacer de nuevo. En cambio tener el Espíritu Santo no cuesta tanto, hay gente que ni sabe como Dios habla y ya fue bautizada por Dios. Eso sin mencionar los casos de gente que al poco tiempo de venir a la Iglesia ya fue bautizada con el Espíritu Santo.
Por eso tener el Espíritu Santo es fácil nacer de nuevo es más complicado, hay que saber mucho para lograr eso.

Nuevo nacimiento igual a arrepentimiento de los pecados y deseo sincero de entregarse a Dios por completo
Hay gente que confunde nuevo nacimiento con el hecho sentirse verdaderamente arrepentido de los pecados mas el deseo de entregarse sinceramente a Dios. Pero son cosas distintas. Nacer de nuevo implica tener una mente y un corazón nuevo, creado por Dios, algo sobrenatural, algo que el mundo no conoce. Pero arrepentirse y querer entregarse a Dios es algo que está muy lejos del corazón y la mente nueva. Claro que el arrepentimiento sincero es un buen indicio de que la persona está cambiando y quiere cambiar pero no quiere decir que ah cambiado por completo. Eso es otra cosa. Además ya he dicho que para nacer de nuevo hace falta mucho conocimiento sobre el mundo espiritual hecho que se logra leyendo libros, presentado atención en las reuniones, preguntando, pensando, etc, y no solo “arrepintiéndose y deseando entregarse a Dios”.
Nuevo nacimiento igual a deseo sincero de servir en la Obra
Esta es otra confusión. Hay gente que no tiene el deseo de servir en la Obra pero cuando comienza a nacer en él tal deseo es que piensa que ya ha nacido de nuevo. Es un error pensar así. El despertar del deseo de algo espiritual que beneficie a Dios no significa que uno tiene una mente y un corazón nuevo, sobrenatural. Puede ser un indicio de que uno está cambiando por dentro pero de ahí no pasa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario