viernes, 27 de abril de 2012

Líderes Impuros ¿qué deben hacer cuando se dan cuenta de que no están bien espiritualmente?.


Los líderes espirituales que se dan cuenta de que no están bien espiritualmente tienen que tratar de ver en qué están fallando delante de Dios y hacer de todo para solucionar tal problema. Cuando un líder se siente mal es porque está desobedeciendo. Pero esta búsqueda de intentar saber en qué se está fallando no debe ser auto medicada. Es decir, el líder que percibe que está mal no debe confiar en su inteligencia y dar por sí mismo la solución a semejante problema ni tampoco es necesario que hable con su superior. Lo que tiene que hacer es hablar con Dios, abrir su corazón explicándole lo que pasa y lo que siente por tal estado y además pedirle una orientación. Ese pedido será el pase que le permitirá al Espíritu Santo actuar y corregir el error del líder que muchas veces no sabe porque se siente mal. Otra cosa que se podría hacer es preguntarle a Dios en qué se está fallando. Y luego esperar la respuesta divina.
Lo obreros y pastores que van a pedirle socorro a su superior porque se sienten caídos en la fe son generalmente personas que no saben cómo obedecer a Dios, son líderes que fueron levantados antes de tiempo. Parece que cuando están hablando con un obispo o su pastor superior están buscando que les digan algo que nunca escucharon como si nunca hubiesen odio la voz de Dios. Es increíble pero pasa, es que no saben cómo obedecer al creador. El que sabe no necesita acudir al líder sino hablar con Dios. Es este el que después hace las derivaciones, el que dice “habla con tu superior”, “entrega tu uniforme porque nunca fuiste llamado para la obra, entraste antes de tiempo”. Parece diabólico esto más que del Espíritu Santo, pero eso real, hay gente que entro la obra sin siquiera nacer de nuevo. ¿y qué es lo que esperan que Dios haga?, ¿que los mantenga en la obra estando endemoniados?. Hay obreros que después de 10 o más años de obra reconocieron que nunca nacieron de nuevo. Esto pasa hoy en día. Hay muchos que están en tal situación pero por vergüenza, orgullo o cualquier otra razón no lo quieren admitir. Y estos son los que a la misma vez crean problemas en la Iglesia, arman desorden, son envidiosos, odiosos, resentidos, tienen mal carácter, mienten, son mal educados con la gente, se pelean con sus superiores y colegas injustamente hasta parece que no tienen amor por nadie ni siquiera por sí mismos, son demasiados formalistas, se llevan mal con todos, tienen conductas raras, un día están bien y al otro no y la lista sigue…
¿Qué es lo que han hecho equivocadamente muchos líderes que se sintieron mal espiritualmente?
Se han automedicado, han dicho algo así como “esto me pasa porque no evangelizo como lo hacía antes” o “esto me pasa porque no estoy ofrendando como me enseño el pastor fulano”, etc.. A veces la automedicación espiritual funciona y uno da en lo cierto, pero no es el medio más confiable para salir de tal problema. Es mejor y más seguro pedir ayudar a Dios para que este diga exactamente qué es lo que se tiene que hacer. En muchos casos la automedicación falló y tales líderes continuaron con el problema sin solución. Como se puede ver es una pérdida de tiempo el no acudir a Dios. Además hay que tener en cuenta que la Biblia enseña que es “maldito el que confía en sí mismo”, osea el que trata de hacer las cosas sin depender de Dios. También Jesús dijo una vez que “sin su ayuda nada se podría hacer”. Además ¿Qué cuesta consultar al creador, que cuesta pedirle guía, qué cuesta solicitarle que se haga su voluntad por sobre todo?. No cuesta nada pero aunque no lo parezca hay gente que por ignorancia o por orgullo no quiere acudir a Dios para solucionar sus problemas y más en algunos casos hasta llegan a considerar que hacer eso es un acto de duda, de falta de fe, sinónimo de ser débil.
La otra cosa que se hace mal es ir a hablar con es líder superior. Eso muchas veces no soluciona el problema. Es que el líder puede no conocer al que le consulta de manera que es probable que no tenga idea de que recomendarle hacer. Y en caso de que lo haga la posibilidad de error puede ser grande. Es que en gran parte de los casos solo Dios puede saber es que se está haciendo mal, salvo que sea un pecado vistoso como mentir, robar, matar, etc.. Pero de ser así no tendría sentido acudir al líder superior para pedir ayuda sino que habría que hablar con él para entregar el uniforme.
Hay otro grupo de gente que lo que hace es dejar todo como está sin cambiar nada. Este tipo de personas piensa generalmente que lo que le sucede es algo pasajero, de corta duración y que por tal motivo pasará. El tema es que el tiempo sigue y el problema también. El líder continua sintiéndose mal, raro, espiritualmente hablando, esta caído en la fe, con traumas y problemas que supuestamente ya había solucionado en el pasado pero que volvieron a aparecer.
Cuidado líderes, cuidado, si alguno de ustedes se siente así, es mejor que inmediatamente hable con Dios y le pida su consejo, su guía.
Consejos para líderes espirituales: tomen conciencia aunque duela de que algunos de sus colegas pueden estar endemoniados. Duele, pero es la verdad. Traten en todo caso y si se topan con alguno de ayudarlo si es que pueden para que no hagan más daño a nadie ni tampoco a sí mismos. Ya en este Blog se mencionó que el líder endemoniado no solo es un arma del mal para destruir a otros sino que también es víctima, ya que cuando peca le da la posibilidad al propio mal al que sirve para que le destruya la vida. Incluso en el caso de que el que esté mal sea un líder inferior en jerarquía también hay que tomar cuidado, para que la medida que se decida no sea tan dura de manera tal que el alma de aquel ser se pierda. No se trata de mantener consentidamente a obreros y pastores endemoniados en la obra, sino de ayudarlos a ubicarse en el lugar que les corresponde. Y en el peor de los casos en que se decida la expulsión de la obra por lo menos que se realice en buenos términos, sin peleas, ni nada parecido.
Contacto:
Tengo una página en facebook. A través de ella voy a estar avisando cuándo hay nuevas publicaciones. Para acceder escriban en la barra de búsqueda de Facebook  "El blog Espiritual de Martin". Luego den click en "me gusta" y ya están asociados. Automáticamente recibirán notificaciones en sus cuentas de Facebook cuando escriba algo nuevo.
Abrazo para todos
Martin Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada