miércoles, 11 de abril de 2012

Análisis de Mensajes del Obispo Macedo 5

 “La voz, la dirección o inspiración del Espíritu Santo hecha a través de la Biblia no deja lugar a dudas para ningún oyente. Especialmente para sus hijos. El problema es que no siempre hay oídos atentos a su voz.”

De la lectura del anterior mensaje se concluye lo siguiente:

Hay una voz, dirección o inspiración de un ser espiritual. Osea hay un espíritu que habla, de dice que hay que hacer, que orienta. No es la Biblia, es un Espíritu que habla cuando se la lee, que da entendimiento de la palabra de Dios escrita y que orienta el actuar sobre cuestiones que no están en la Biblia pero que el cristiano debe de conocer. Cuestiones como la ropa a usar, con quien casarse, si hacer o no un negocio, si entrar o abandonar la obra, etc.. Sobre esas cosas la Biblia no dice nada o si dice no precisa detalladamente que hacer, solo da indicaciones generales. Y eso no es una incompetencia de Dios, no es que el dejó huérfanos de palabra a sus hijos es solo que esa función la de precisar con quien se debe una persona casar, con quien hacer amistad y hasta cuando, qué dirección tomar entre otras cosas similares es facultad exclusiva del Espíritu Santo. El Espíritu Santo vino a sustituir a Jesús. Él es el nuevo guía, el que orienta, inspira y dirige la obra de Dios.

El problema es que como dice el Obispo ni todos tienen oídos para escuchar la voz de este Espíritu. Y a veces los que no oyen son pastores, obispos, obreros de una Iglesia. Por eso es que hay tantos líderes espirituales caídos por ahí. No oyen las alertas de Dios, que les dicen “por acá no te vayas”, “no hagas así”, “anda por este lado”. Entonces estas personas terminan haciendo su voluntad y la voluntad de mal a la misma vez. Si tan solo hubiesen escuchado la voz de Dios ¿Cuántos obreros no hubiesen salido de la obra?. A veces el obrero ve cosas malas en la Iglesia y por eso termina abandonando todo. ¿Es justo eso para Dios?. Y lo peor de todo es que piensa que está en lo cierto y no es así. ¿Por qué no pidió guía antes de actuar, porque no le planteo su problema a Dios y le pidió su dirección?. Son muchos los líderes que cuando sufren una injusticia en la Iglesia dejan todo sin importarle lo que Dios piensa o ensucian sus corazones con odio y rencor. No tiene sentido alejarse de Dios por lo que otros hacen, después de todo está escrito que el cristiano pasará injusticias diabólicas en su propia casa ya sea el lugar en el que vive o en la Iglesia en la que trabaja. Cuando un líder ya sea obrero, pastor u obispo ve algo raro, algo que no le agrada en la Iglesia o pasa una injusticia con algún superior o colega lo que tiene que hacer es inmediatamente comunicárselo a Dios, abriendo el corazón totalmente explicando lo que siente, lo dolido que esta, lo mal que le causo presenciar o sufrir tal o cual injusticia. Esto último hace que el corazón no se ensucie con rencores u odios. En segundo lugar y después de descargarse lo que tiene que hacer es pedirle a Dios guía sobre qué hacer con lo que vio o sufrió. Ahí el Espíritu Santo dará las coordenadas y todo terminara bien. Pero ¿Qué es lo que hicieron gran parte de ex obreros, ex obispos, ex pastores?. Cuando se sintieron injusticiados o vieron algo malo, dejaron inmediatamente la obra o siguieron ejerciéndola pero sin descargarse delante de Dios. En el primer caso el líder sale sin importarle lo que Dios piensa y en el segundo queda pero con el corazón manchado de mugre. Hay que abrir el corazón y pedir guía. Para eso está el Espíritu Santo para dirigir. Y no hay que dejar un cargo en la obra solo por un mal sufrido. El cristiano no está huérfano. Tiene un guía que lo protege. Es solo que hay que invocarlo, hay que consultarle, hay que pedirle orientación antes de actuar siempre. Las personas que dejan la Iglesia generalmente lo hacen porque están mal a acostumbradas a tomar decisiones basadas en su propia sabiduría y justicia.

El Espíritu Santo no solamente habla a través de la Biblia sino que también lo hace a través del entendimiento propio del cristiano y por medio de autoridades espirituales como pastores, obispos, etc.. Excepcionalmente también puede dar mensajes a través de miembros y evangelistas de una Iglesia. Hay que tenerlo en cuenta es que a veces la voz de Dios está en una de estas últimas personas. Las orientaciones del creador en algunas ocasiones vienen de personas inesperadas. 

Consejos para líderes: Tengan en cuenta esto principalmente para cuidar sus propias vidas. Cuando sufran injusticias en la obra o en cualquier otro lugar, hablen con Dios inmediatamente, no tomen actitudes apresuradas, sean pacientes. Primero descárguense totalmente de todo lo que tienen en el interior por la injusticia sufrida y luego pidan orientación a Dios. No pidan justicia ni tampoco se queden sin abrir el corazón, todo lo contrario, hablen con Dios de lo que sienten y pídanle guía sobre lo que tienen que hacer desde ese momento en adelante. Recuerden que Dios solo va a hablar con alguien que quiera oír su voz y además le consulte. Y sepan también que las respuestas de Dios pueden llegar al instante o tomarse un tiempo. Como no todo el mundo sabe lo anterior seria bueno que lo enseñen a quienes ustedes crean conveniente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario