miércoles, 18 de abril de 2012

Análisis de mensajes de Obispo Macedo 6


“La prioridad del verdadero siervo es saber cuál es la voluntad de su Señor para ejecutarla”
Es cierto, la vida del cristiano tiene como centro la voluntad de Cristo y para obedecer a tal Señor necesariamente antes se debe saber qué es lo que se tiene que hacer. Esto significa que todo aquel que desee ser hijo de Dios verdadero debe invertir parte de su vida en conocer como es su Señor y cuál es su voluntad. Entonces se tendrá que hacer cosas como leer la Biblia todos los días aunque sea un poquitito, ir a las Iglesias para escuchar la voz de Dios a través de su pastor u obispo, pensar y meditar sobre lo que Dios le ha pedido, intentar conocer cómo hacer la voluntad de Dios en todas las áreas de la vida, leer libros cristianos entre otras cosas. Todo lo anterior hay gente que no lo quiere hacer argumentando cosas como “no tengo tiempo” o “yo ya lo sé todo porque tengo años de Iglesia”, entre otras escusas. El resultado es muy simple, quien no sabe cómo obedecer a su Señor necesariamente no le obedecerá. La gente que va a las Iglesias no quiere a veces dedicar tiempo para conocer la voluntad de su Señor, solo le interesa que Este le solucione todos sus problemas. Por eso es que nunca logran conquistar nada. Es que no es así la cuestión. Para poder tener las bendiciones Bíblicas hay que obedecer a Dios, y ¿Cómo se va a obedecer si es que no se sabe qué hacer?. Conocer la voluntad de Dios para uno no es tarea sencilla, lleva tiempo y esfuerzo.
Hay cosas que son fácilmente conocibles acerca de la voluntad de Dios, todo el mundo sabe que mentir, robar y matar por ejemplo son cosas malas, pero hay otros pecados que son ocultos a los ojos humanos pero que se deben de conocer para hacer la voluntad de Dios. Ejemplo de esto último es no hacer caso a las inspiraciones y consejos del Espíritu Santo. Esto también es pecado. Cuidado hay mucha gente que se engaña y creo que porque no miente, no roba y no mata, ya está todo bien. No es así falta la otra parte de normas que se tienen que cumplir y que solo se conocen a través de la guía del Espíritu Santo. Tales normas indican por  ejemplo con quien uno se tiene que casar o poner a noviar, que trabajo tomar, si entrar o no a la Obra y cosas así por el estilo. La Biblia no habla de estas cosas y por eso mucha gente cree que en tales áreas puede hacer lo que quiera y no es así. La Biblia no habla pero el Espíritu Santo SI lo hace, pero solo a aquellos que quieren oír su voz y además dejarse conducir por él. Para saber la voluntad de Dios un buen inicio puede ser pedirle guía y consejos al Espíritu Santo sobre lo que se quiere saber.   
Sugerencias para líderes:
Sepan y enseñen a sus hijos espirituales que la voluntad de Dios no es solo dejar ciertos pecados como mentir, robar, matar sino que es mucho más que eso. Es dejarse conducir por lo que otro dice y manda y tal otro no es más que el Espíritu Santo. Cuidado con eso, hay muchos líderes que aun hoy en día no se dejan conducir por la voz de Dios. Y por eso pecan y están fríos en la fe aunque con un uniforme de obrero o de pastor y hasta de obispo puesto. Cuidado con eso.
Contacto:
Si colocan el buscador de Facebook “el blog espiritual de Martin” les va a salir una página. Si le dan “Me gusta” podrán estar al tanto de las actualizaciones de este Blog. Además también podrán hacer preguntas y sugerencias si es que lo desean. Abrazo para todos.
Martin Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario