domingo, 25 de marzo de 2012

La fe que debe usarse es aquella que está de acuerdo con la voluntad de Dios


Hay que distinguir entre estas dos ideas. La fe muchas veces puede ir en contra de la voluntad de Dios. Y cuando eso ocurre el cristiano debe alinearse a lo que Dios quiere y dejar de luchar por aquello que lo aparta de la voluntad del creador.
Es que hay mucha gente que usa la fe pero en contra de la voluntad de Dios, lo que hace que tal fe sea desobediente. Por eso hay que aclarar que, “la fe sin obediencia no sirve”. Hay muchas personas que le hacen caso al corazón. Es este el que marca el camino a seguir para usar la fe. Por ejemplo aquellos miembros, obreros o pastores que se pusieron a luchar con ayunos, oraciones, sacrificios económicos, por conseguir el amor de una persona que según la voluntad de Dios no era para ellos. Eso es el uso de la fe basada en lo que desea el corazón. Aunque parezca tonto esto está ocurriendo hoy en día. ¿Cuántos obreros y pastores existen hoy en las iglesias que ya han tenido varias relaciones de noviazgo sin llegar al matrimonio?. Eso demuestra que usan la fe sin escuchar la voz de Dios. El cristiano verdadero se pone a noviar con la persona que Dios le muestra. No anda probando. Es que el Espíritu Santo le avisa al cristiano que le consulta, que le pide guía si tal persona es o no su otra mitad. Entonces ¿Por qué hay tantos funcionarios espirituales o miembros que luchan por personas equivocadas o que luchan por cosas que después de obtenerlas recién se dan cuenta de que no era eso lo que realmente quería Dios para ellos?. Sencillamente es que no escuchan a Dios, no le piden guía. A veces esto es así porque no se sabe que hay que pedir guía para tomar ciertas decisiones pero en otros casos la causa es el orgullo de no querer aceptar la corrección de Dios. Las consecuencias del uso de una contraria a la voluntad de Dios no son buenas. Ha muchos líderes les cuesta perder su posición en la obra. Por eso hay que tener cuidado de no usar una fe contraria a lo que Dios quiere. Una técnica muy buena para estar al tanto de lo que Dios desea es pedirle al creador antes de que se lea la biblia o se entre a la Iglesia para participar en una reunión lo siguiente “Dios en el nombre del Señor Jesús te ruego que hables conmigo ahora, lo que quieras decirme te escucho”. Haciendo así el Espíritu Santo va a bajar a la tierra con al finalidad de hacer entender su voluntad al que lo invocó. Ahí el pastor va a decir un mensaje de parte de Dios. Ahí cuando se lea la biblia Dios va a hacer entender algo que quería enseñarle al cristiano. Aplicado dicha técnica es imposible que no se sepa cuál es la voluntad de Dios para la vida de uno. Por eso también es imposible no saber si es que la fe que se está usando o se planea usar es o no acorde con la voluntad de Dios.
Consejos para los líderes espirituales: enséñenles a las personas que no toda fe es aprobada por Dios. La voz de Dios es la guía de todo cristiano para saber si lo que se está deseando o por lo que está luchando es de la voluntad de Dios o no. No hay que hacerle caso a las apariencias sino a lo que Dios dice. Para que Dios hable hay que consultarle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario