lunes, 3 de octubre de 2011

¿Para qué tener consejeros?

Es necesario que un líder espiritual cuente con consejeros. Es decir personas que le ayuden a tomar decisiones que tienen que ver con la administración de la iglesia. ¿Por qué?. Porque el líder, sea pastor u obispo, no puede saber "todo de todo". Necesita ayuda y ayuda para tomar la decisión correcta y hacer lo correcto.
En el pasado los máximos líderes de Israel tenían consejeros, David por ejemplo, o Salomón, eran hombres que gobernaban el pueblo de Dios y que por supuesto eran guiados por él pero aun así contaban con la ayuda de personas especialistas en determinadas materias que les aconsejan que decisión tomar. Había jefes militares por ejemplo que les decían que les convenía hacer en tal o cual circunstancia. Eso no quiere decir que la decisión sobre un tema que el líder tenga de decidir la tomaba el consejero ya que la última palabra siempre le tenía el rey.  
Los líderes espirituales de hoy también tienen consejeros, por ejemplo abogados que asesoran sobre temas de administración, contadores, periodistas, en fin son personas que ayudan a los líderes a tomar la decisión correcta. Por ejemplo si un pastor quiere hacer un programa de televisión o radio de seguro llama a algún miembro que sea periodista o que estudie comunicación social para que le diga cómo puede hacer el programa o directamente puede pedirle que este mismo lo produzca. Y es que el líder puede no saber casi nada de programación de radio o de televisión. Por esa ausencia de conocimiento es que hace falta un consejero.
En el desempeño de la obra también son importantes los consejeros como por ejemplo los evangelistas y obreros. Puede haber un grupo grande de obreros y evangelistas en una iglesia pero unos poco de ellos pueden formar parte de la consejería de la evangelización y la obra. Pueden ser estas personas las que recojan la información necesaria sobre la evangelización, sobre los lugres y horarios más propicios para ir a invitar a personas por primeva vez, los barrios más peligrosos, en fin.
También se pueden crear un grupo de consejería que se encargue de recoger la opinión del pueblo sobre el desenvolvimiento de la iglesia. Son estas personas las que van a ser encargadas de poder mejorar y mantener el buen nombre de la institución. Sería como un punto de encuentro entre el pueblo y el pastor u obispo.
En ejemplo grave de falta de consejero es lo que sucedió hace poco en un programa de la IURD tv en el cual una mujer contaba que había matado bebes y los había comido como parte un ritual satánico. El problema es que esta mujer había cometido el hecho hace unos pocos años atrás. Lo que significa que si una persona ve ese programa y decide alertar a la justicia esa mujer puede ir todavía presa. Es que en materia jurídica los delitos tienen un tiempo para ser denunciados. Y ese tiempo no había pasado aun. Además en ciertos delitos como los homicidios cualquier persona y no solo el damnificado puede hacer la denuncia, cualquiera como un simple televidente. Eso pasa porque no hube en la idea de los obispos que conducían el programa la consulta a un consejero que sepa de derecho. Esa mujer que dió el testimonio ese día pudo ir presa. Gracias a Dios que nadie la denuncio por asesina.
Los politicos actuales también cuentan con consejeros, personas que les ayudan a hacer sus campañas que les dicen qué ropa usar y en qué momento, cómo dirigirse a los dirferentes públicos, cuál es la opinión del pueblo sobre su gestión, etc..
El pastor u obispos más cuando es extrangero necesita la ayuda de personas que conozcan el lugar en el cual trabaja, que sepan de leyes, de publicidad, de cómo es la gente, el idioma, etc.. Estas personas sin duda alguna harán que su ministerio se desarrolle con total seguridad y sabiduria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario