sábado, 18 de diciembre de 2010

Malos pastores 5


Las malas enseñanzas tienen como resultado malas consecuencias. Enseñar mal es como plantar una semilla del diablo en la mente del fiel y que por tanto tarde o temprano se manifestará las consecuencias de ese acto. Muchas veces las malas doctrinas tienen su causa en las malas intenciones de los líderes espirituales pero en otras ocasiones y aunque parezca contradictorio la causa no está en las malas intenciones sino falta de sabiduría. La ausencia de conocimientos sobre cómo hacer para llevarse bien con Dios es un problema que afecta a muchos líderes que quieren hacer la voluntad del creador. En esta nota se van a describir algunas malas enseñanzas y sus consecuencias en los fieles.


- Lideres que enseñan que Dios vino para cumplir con todos los sueños de sus fieles. Aunque la biblia en algún pasaje pueda hacer pensar eso no tiene que tomarse tal o cual palabra en sentido estricto. Para Dios "todo es posible" pero eso no quiere decir que todo lo que una persona desee este se lo dará. Esto se debe a que Dios también tiene deseos y espera que la persona que quiera seguirlo renuncie a su vida para vivir la vida que él planeó para ese fiel. Y en los "planes de Dios" puede que muchos sueños que el fiel tenga y que desea cumplir no estén enmarcados, lo que a su vez quiere decir que no se van a hacer realidad dichos sueños. Por ejemplo el fiel quiere usar el poder de Dios para prosperar y Dios quiere que su poder lo use para entrar a la obra como pastor. Se puede notar en ese caso que son deseos distintos el de Dios y el del fiel. El fiel tendrá que elegir entre hacer realidad su sueño de prosperar o el de Dios. La consecuencia de esta mala enseñanza "de que Dios dará todo lo que se le pida" es que hace que el fiel sea caprichoso en la fe. Entonces cuando ve algo que le gustaría tener ya prácticamente se pone en marca para hacer una Campaña o propósito similar para que Dios le responda, sin importarle si es que eso que se desea está dentro de los planes de Dios. 

- Lideres que enseñan que la Campaña de Israel es la solución a todos los problemas cuando en realidad la solución a todo está en la obediencia. En muchos artículos publicados por las iglesias se exalta a las Campañas de Israel como si fueran "lo único que Dios pide" para bendecir. Con dichos artículos la gente cree erróneamente que si da dinero, hace ayuno, etc, es decir participa su vida cambiará y eso no es verdad. Lo que realmente cambia la vida de uno es la obediencia. Y dentro de ese género si bien se encuentra el sacrificio de Campaña este solo una parte, lo que quiere decir que además de sacrificar se deberán hacer otras cosas más para ser bendecido. La bendición en las Campañas en realidad viene dada porque es parte de la obediencia y como es parte no se tiene que poner el corazón en ella “exaltándola demás”, sino todo lo contrario, y sin dejar de valorarla se tiene que poner acento en la obediencia. Con esto no se quiere decir que no se deba hacer Campañas, todo lo contrario, como es parte de la obediencia a Dios se la tiene que hacer si es que este lo requiere, pero no se debe confundir las cosas, no es lo mismo decir "mi vida cambio desde que aprendí a obedecer a Dios" que "mi vida cambio desde que participe en una Campaña", salvo ciertas situaciones como por ejemplo sanidad en las cuales la Campaña es central. Una persona no puede decir "mi vida cambio desde que puse 300 o más pesos en el Altar". Eso no cambia la vida, lo que realmente hace un giro es la obediencia a Dios. Lo que más agrada a Dios no es que le entreguen dinero, hagan ayuno, etc sino que le obedezcan pero claro que dentro de la obediencia también está el sacrificio. Las personas que no distinguen entre "sacrificio" y "obediencia en el sacrificio" jamás alcanzaran la salvación eterna. Ya que cuando tengan un problema pensarán que la solución es una Campaña y no en la obediencia a Dios en la ofrenda y en otros aspectos.

_ Líderes que orientan al pueblo de Dios a luchar por cumplir todos los deseos que los hijos de Dios tienen. Esto está mal ya que le gente pasa a creer que Dios es un proveedor de soluciones para problemas y deseos personales y no es así. Si bien es cierto que cambia la vida de las personas y concede ciertos deseos lo hace no solo porque se lo han pedido sino porque es su voluntad y por tanto parte de su plan para sus siervos. El líder tiene que alentar al pueblo a luchar para que los sueños de Dios se cumplan en la vida de las personas y no tanto a que estos luchen por sus propios sueños. Como se hizo notar más arriba los sueños de Dios son  distintos - salvo excepciones-a los de sus fieles. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario