sábado, 27 de noviembre de 2010

¿Cómo debo vestirme si soy mujer?



La ropa que se usa una vez que una persona se convierte siempre es más discreta en cuanto al tema de mostrar las partes sexuales del cuerpo o su contorno. Pero eso no quiere decir que no se deba estar a la moda. Todo lo contrario ya que "la moda" impone una forma de vestir de acuerdo a cierta edad y cultura que no está en contra de la voluntad de Dios en si misma, salvo que esta enseñe usar ropas que muestren de manera exagera el cuerpo de una persona o que lo marquen de tal forma que sea imposible no llamar la atención. A muchas mujeres les guata exhibir su cuerpo al público por eso es que usan ropas ajustadas al mismo, que dejan bien marcada la cola o los pechos, o su panza al aire. Estos actos en su mayoría, salvo ciertas excepciones son pecado. La mujer de Dios generalmente no se viste así. No busca comprarse ropas que muestren mucho su cuerpo o la forma de él lo que no significa que se vistan fuera de la moda. Todo lo contrario se visten con ropas acorde a su edad y gusto pero no participan de la moda exhibicionista que está en contra de la voluntad de Dios. Una cosa es andar en bikini en la playa(esto no es pecado) y otra muy distinta es colocarse una remera que deja ver parte de los pechos por la forma es que fue diseñado su escote para ir a la iglesia o andar por la calle. Claro que hay mujeres que son tan bonitas y tienen un cuerpo tan bien dotado que cualquiera cosa que se pongan llama la atención. Pero eso no es culpa de ellas, ya que ya nacieron con esa cualidad. La idea que la mujer de Dios tiene que tener al vestirse es que "no debe tratar de exhibir tanto su cuerpo de tal manera que llama la atención sexual de los hombres". Y se dice "tanto" porque las mujeres de Dios por más ropa anticuada que se coloquen siempre se ven bien y siguen siendo sexualmente atractivas. Eso se debe a que hay un Espíritu dentro de ellas que las hace verse diferentes a las demás.
En ultima instancia el que tiene el deber de decidir que se debe usar y que no es Dios. Por eso es que se tiene que pedir a Dios orientación al momento de comprar ropa y de hacer las distintas combinaciones de ella. Esto parece excesivo desde el punto de vista humano pero no lo es para Dios. Al contrario, él se agrada cuando sus hijas buscan su opinión sobre cómo deben vestirse y que ropa comprar para agradarle. La oración a hacer seria más o menos así "Dios me voy a comprar ropa cuidá que compre ropa de tu agrado y que la use de acuerdo a tu voluntad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario