martes, 16 de noviembre de 2010

2 Rabia!!!



Muchos comenten el error en pensar que:
- El nuevo nacimiento es el mayor milagro de Dios en la vida de un fiel: 
Eso no es así, el mayor es "lograr que sus siervos hagan su voluntad en todas las areas de sus vidas, tiempo y lugar hasta el fin de las mismas." El nuevo nacimiento, es una parte de ese "hacer la voluntad de Dios", pero no es "toda la voluntad del creador", ya que la vida no termina porque se nace de nuevo, todo lo contrario continua y además porque nacer de nuevo es un milagro más dentro de los que Dios quiere dar, también está por ejemplo la vida económica bendecida, la sentimental bendecida, etc, que nada tiene que ver con el "nuevo nacimiento". No porque un siervo nació de nuevo ya es feliz en la vida sentimental, ya que puede no tener pareja por ejemplo como ocurre con los obreros solteros. Y la vida sentimental bendecida también es parte de la voluntad del creador. No porque un siervo nació de nuevo es prospero en la vida financiera, y lograr esta segunda bendición es parte de la voluntad del creador. ¿Pueden notar que son diferentes milagros y que estos forman parte de uno mayor que es el de "hacer la voluntad del creador en todas las areas de la vida momento y lugar hasta el fin de la misma"?.
- Con el nuevo nacimiento ya se es capacitado para hacer la obra:
Eso no es así. Nacer de nuevo no significa que ya se pueda hacer la obra son bendiciones distintas. Después de que el siervo nace de nuevo, es decir , cambia por dentro tiene que esperar –si es que desea entrar a la obra- a que Dios lo llame.
- El nuevo nacimiento no requiere mantenimiento:
Ese es un error muy común entre los cristianos. Piensan muchos de ellos que una vez que nacieron de nuevo no deben luchar más por ese objetivo. Cuando una persona lucha por conseguir el bautismo con el Espíritu Santo una vez que lo conquista no vuelve a pedir otra vez "Dios bautízame con tu Espíritu", porque ya está bautizada. Pero con el nuevo nacimiento no se puede pensar igual, ya que es un estado espiritual y como todo estado tiene que mantenerse, es decir "renovarse". Eso quiere decir que lo mismo que se hizo para conseguirlo se tiene que hacer para mantenerlo. Si por ejemplo el que nació de nuevo logró dicho estado gracias a constantes ayunos, ofrendas, cadenas de oración, etc, no porque ya logró conquistarlo debe parar de orar ofrendar y hacer cadenas con ese mismo objetivo. Si bien no se luchará más por nacer de nuevo, se debe perseverar para "mantener ese nuevo nacimiento". Esto también se debe -aunque poca gente lo sabe- a que Dios siempre está "moldeando" a sus siervos según su voluntad. Esto lo hace "siempre" hasta el fin de sus días. Cuando una persona nace de nuevo es porque principalmente hizo una oración parecida a esta durante un tiempo "Dios te pido que me moldees por dentro según tu voluntad para que yo sea lo que vos querés que sea, que tenga el carácter que vos quieras darme". Y una vez que nace de nuevo, es decir, una vez que Dios logra cambiar, tiene que seguir perseverando en esa oración pero con un leve cambio, esto sería más o menos así "Dios yo ya nací de nuevo, pero igual te pido que me sigas moldeando para que yo siga siendo eso que vos querés que sea por dentro". ¿Se entiende?. Así el fuego de Dios nunca puede apagarse porque siempre se le está pidiendo que actué según su voluntad. Con esa oración nunca existirá el "enfriamiento espiritual". ¿Alguien puede enfriarse cuando todo el tiempo está siendo renovado?. Los que se enfrían son los que nunca piden que Dios los siga "moldeando por dentro". Eso se debe a que no sabían que el nuevo nacimiento es un estado y que tenían que pedir todo el tiempo a Dios que mantenga ese estado. ¿Ven que no hay maldad?, solo falta de sabiduría.
Cuando una persona nace de nuevo y no es consciente de que esa bendición es un estado y que por lo tanto requiere mantenimiento deja de orar a Dios pidiéndole que la cambie por dentro. Entonces lo que sucede es que ese estado espiritual comienza a deteriorarse y sin darse cuenta esa persona vuelve a ser lo que antes era. No supo mantener su estado espiritual y lo peor de todo es que tampoco sabe la causa. Por eso es que queda desorientado en su fe y no sabe qué hacer. Y si es obrero muchas veces piensa que la culpa de la vuelta de su tristeza, mal carácter, depresión etc. está en que ya no trabaja más como antes en la iglesia o algo similar. Entonces comienza a esforzarse más por conseguir a agradar a Dios trabajando más tiempo en
El problema no es el acomodamiento en realidad, es que no se supo que ese estado espiritual debe ser mantenido en forma similar a la que fue conquistado. 
Cuando una persona nace de nuevo, generalmente, deja de pedir (y luchar) a Dios que la siga moldeando para hacer su voluntad y tener su carácter (el de Dios). Ello se debe a que piensa que ya no es necesario. Por eso es que con el paso del tiempo decae en su fe llegando a percibir que ya no es la misma de antes, es decir, se "enfrió en su fe". En realidad uno nunca para de ser moldeado por Dios para hacer su voluntad, lo que significa que siempre se debe pedir "Dios moldeame por dentro para que siempre sea como vos querés que ". Así Dios todo el tiempo estará renovando el carácter del fiel y este nunca se sentirá "decaído" espiritualmente, salvo que peque, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario