sábado, 30 de octubre de 2010

Nuevo Nacimiento




Jesús, en el tiempo en que estuvo como hombre en la tierra, dijo que era necesario para ser hijo de Dios, NACER DE NUEVO. ¿Qué quiso decir con eso?. Que no se puede ser hijo de Dios sin ser una nueva criatura tanto por dentro como por fuera.

Nacer de nuevo significa volver a nacer. Es un término espiritual ya que físicamente es imposible que una persona nazca de nuevo. Una mujer adulta no puede volver a colocarse en el vientre de su madre para ser gestada otra vez. NO SE PUEDE. Físicamente, no se puede. PERO espiritualmente si se puede. Ya que el nuevo nacimiento, del que habla Jesús, consiste en un cambio síquico y no físico de una persona. Cuando se dice síquico se quiere significar a un cambio interno que involucra tanto a deseos, sentimientos etc -entre otros elementos que existen en el corazón del hombre-, como pensamientos. En otras palabras hay nuevo nacimiento espiritual cuando una persona cambia totalmente por dentro amoldándose naturalmente a los mandamientos cristianos.

Engaño

Mucha gente se confunde y piensa que ya ha nacido de nuevo porque:

-Recibió el Espíritu Santo. El Espíritu Santo es un elemento que permite nacer de nuevo pero el ser bautizado con él y el tenerlo por mucho tiempo no significa que se ese fin se haya conquistado. Es por eso que nadie nació de nuevo el mismo día en que recibió el Espíritu Santo, aunque haga milagros, cure y libere. El nuevo nacimiento viene mucho después, cuando el que posee el Espíritu de Dios aprende a someterse a él. Por eso es que hay muchos obreros y pastores que sanando curando y liberando no han conseguido nacer de nuevo. Ellos sanan curan y liberan porque Dios está en su interior, pero como no lo obedecen como deberían, continúan con mal carácter, llenos de odio, rencor, malos deseos, etc.

-Dejó los pecados por fuera aunque no por dentro. Algunas personas piensan que por no robar más, no mentir más, no adulterar más, en fin por haber dejado tal o cual pecado ya nacieron de nuevo y son nuevas criaturas. No es así. El pecado tiene dos partes, una parte externa y otra interna. Una cosa es dejar de pecar externamente como por ejemplo dejar de robar, o mentir, ser infiel, y otra muy distinta es abandonar el pecado internamente, esto es dejar de "querer robar, querer mentir y querer ser infiel". Para que se entienda mejor puede citarse lo que un obispo Renato Maduro dijo en una reunión de domingo "a lo mejor usted ya no pelea más con su esposo, porque acá le enseñamos que eso estaba mal, pero aun así cuando lo ve, siente mucha rabia de él, no pelea más pero, por dentro se muere de ganas de hacerlo. Eso pasa porque usted todavía no ha nacido de nuevo, porque no perdona, no hace el mal por fuera pero por dentro está pecando, no es una nueva criatura todavía". En la obra pasa mucho esto cuando los obreros y pastores no están del todo liberados y hacen lo que el líder les dice pero con resentimiento, bronca, murmuraciones injustificadas.

El nuevo nacimiento implica cambiar totalmente por dentro y no solo por fuera. Es más se podría decir que el verdadero cambio comienza por dentro. Cambiar el interior es muy difícil y solo puede lograrse con la actuación de Dios. Cualquiera puede dejar de mentir, de engañar de robar, pero no cualquiera puede dejar de odiar, de desear lo malo al prójimo, de envidiar, etc.. Esto último solo puede lograrlo quien ha buscado de la ayuda de Dios. El nuevo nacimiento es un milagro, en palabras del obispo Romualdo "es milagro que solo Dios lo puede hacer". Sólo Dios puede entrar en el interior de una persona y quitar las broncas, envidias, odios, rencores, malos deseos, etc.. Sólo él puede hacerlo.

¿Por qué muy pocos son los que nacen de nuevo?

Hay muchas causas pero la principal es que los fieles de Dios no se dan cuenta de que es necesario nacer de nuevo para ser de Dios. Y si es que son cocientes de lo anterior no saben cómo hacerlo. El nuevo nacimiento se logra cuando una persona toma conciencia de que no ha nacido de nuevo y que necesita de Dios para lograr ese fin. Además debe colocarse el nacer de nuevo como una menta más de las que todo cristiano tiene. Lo que a su vez quiere decir que se tendrá que luchar por ese objetivo con cadenas de oraciones, ayunos ofrendas, etc. Como muy pocos saben esto, son muy pocos los que lo conquistan. La mayoría de las personas en la iglesia están interesadas en conseguir un auto, una sanidad, la liberación, una pareja, o alguno que otro beneficio. Hasta que no se den cuenta de que la necesitan nacer de nuevo nunca conquistaran ese beneficio de Dios por la tanto si es que mueren irán al infierno. Ya que el que no ha nacido de nuevo no merece la vida eterna.

¿Cómo se consigue nacer de nuevo?

Jesús también dijo -cuando estaba en forma humana- que sin Dios nada se puede hacer. El nuevo nacimiento es un MILAGRO, por tanto SI o SI tiene que intervenir Dios para que se produzca. No es natural, no surge por el correr del tiempo o por la lectura bíblica. Sino todo lo contrario, es sobrenatural. Y como todo lo sobrenatural, se obtiene mediante la obediencia a Dios y dentro de este segmento "obediencia" cumple un rol importante el de la búsqueda. Dios dijo "el que pide recibe y el que busca encuentra". Si alguien quiere nacer de nuevo tiene que ser consciente de que la única forma de lograrlo es con la ayuda de Dios, eso quiere decir que tiene que llamar al creador a través de la oración "buscando" su ayuda. Como "el que pide recibe" y lo que se quiere conquistar es el nuevo nacimiento, se tiene que orar más o menos así "Dios hace que nazca de nuevo". Además este tiene que ser un objetivo por el cual se busque por el tiempo que sea necesario hasta que se lo conquiste ya que el nuevo nacimiento no se consigue de una día para otro, hay que perseverar y tener paciencia.

¿Cómo saber si se ha nacido de nuevo?

Jesús también dijo que sus siervos deberían velar todo el tiempo, es decir vigilar y controlar no sólo lo que los demás hacen para destruirlos sino también lo que ellos hacían. Esa es la receta que permite saber si se ha nacido de nuevo o no, es decir, controlarse a sí mismo. Observar en qué se está creyendo, qué se está haciendo, si las obras que se hacen van acompañadas de buen corazón o si hay malos deseos y pensamientos. Además de eso se tiene que cotejar si realmente lo que está escrito en la biblia se cumple en la vida del fiel. El apóstol Pablo enseñó que una cosa es el Espíritu Santo, otra son los dones que este tiene y que se manifiesta en el fil que lo posee y otra muy distinta son los FRUTOS del espíritu. La manifestación de dones espirituales en la vida de un cristiano significa que Dios está en su interior, pero la expresión de los FRUTOS significa que el fiel se lleva bien con el creador, es decir, que lo obedece como debería. Es por eso que para ser obrero se exige además del deseo de servir a Dios en la iglesia, manifestar los frutos del Espíritu. Ellos dan cuenta de que el postulante al servicio realmente ha nacido de nuevo. El tema de frutos y dones está desarrollado en un libro que escribió el obispo Macedo llamado "En los pasos de Jesús"
.
Testimonio de nuevo nacimiento

La persona que ha nacido de nuevo no cuenta en la iglesia y frente a todo el pueblo que consiguió ganar un juicio que tenía trabado, o que conquistó un negoció o que logró que su esposo regresara o que se curó de cáncer, etc, la persona que consiguió nacer de nuevo dice algo similar a esto "Antes de conocer a Jesús yo era una persona que peleaba mucho, era odiosa, resentida, todo me molestaba, envidiaba a todo el mundo, vivía triste depresiva, todo me salía mal, en fin mi vida era todo un sufrimiento, era como si viviera en el infierno. Pero después de que me convertí a Jesús mi vida cambió completamente, hoy yo no soy más lo persona de antes, hoy yo no tengo más rencor, amo a las personas, no tengo más envidia de nadie, no tengo más depresión, al contrario soy feliz, vivo todo el día alegre con independencia de lo que ocurre a mi alrededor, soy una nueva persona, mis familiares cuando me ven no me reconocen, se quedan admirados de mi cambio, soy totalmente nueva, no pienso como antes ni siento como antes".

Últimas palabras

Nacer de nuevo significa ser otra persona distinta a la que se era, significa cambiar el pensamiento y el corazón. Si antes se pensaba todo el día en lo malo ahora se piensa en lo bueno. Si antes se sentía y deseaba cosas malas ahora solo se desean y sienten las buenas.

El nuevo nacimiento es uno de los mayores beneficios que el fiel puede conquistar pero no se debe poner todo su corazón en él. Se debe buscarlo sí, pero no en primer lugar. En primer lugar está lograr que "la voluntad de Dios se haga en cada día momento y lugar en la vida del hombre". Ese debe ser siempre el objetivo principal del cristiano. Ahí se debe poner todo el corazón. Y en segundo lugar se deben buscar las otras cosas como el bautismo del Espíritu Santo -si es todavía no se lo conquistó-, el nuevo nacimiento, la sanidad, la vida económica bendecida, la conversión de los hijos ya que si se logra hacer la voluntad del creador se conquistará todas las otras cosas que este promete. No es lo mismo el "Espíritu Santo"(que es una persona), "el nuevo nacimiento"(que es un estado espiritual que se obtiene con la ayuda del Espíritu Santo) y "hacer la voluntad de Dios". Hacer la voluntad de Dios incluye tanto al bautismo con el Espíritu Santo, el nuevo nacimiento, la vida económica bendecida, la familia bendecida, etc. Si se busca sólo y en primer lugar el bautismo con el Espíritu Santo con el tiempo se conquistará ese objetivo, porque "el que pide recibe y el que busca encuentra", pero la vida del fiel aun así no habrá cambiando ni tampoco será feliz. Si se busca en primer lugar nacer de nuevo con el tiempo se conquistará ese objetivo, pero y aunque sea feliz, la familia del fiel no será convertida, ni tampoco tendrá prosperidad ni ganará millones, porque son objetivos distintos. Pero si se busca en primer lugar y con todo el corazón "hacer la voluntad de Dios", el creador tiene la libertad de actuar y dar el bautismo con su Espíritu, más el nuevo nacimiento, más la prosperidad, más la conversión de la familia, en fin, "TODO" lo que Dios promete en la biblia. Por eso es necesario ser inteligente y no fanatico al momento de poner un objetivo principal en el corazón ya que de esa elección depende lo que se obtendrá de Dios. No es que no hay que buscar las demás cosas, eso no se debe hacer, sino ¿cómo se obtendrían?. Lo que se quiere decir es que no se debe buscar lo que no es imprescindible en PRIMER LUGAR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario