miércoles, 8 de septiembre de 2010

72 - Prestar atención

Isaias 65 vers. 13
Por tanto, así dijo el Señor: He aquí que mis siervos comerán, y vosotros tendréis hambre; he aquí que mis siervos beberán, y vosotros tendréis sed; he aquí que mis siervos se alegrarán, y vosotros seréis avergonzados; he aquí que mis siervos cantarán por júbilo del corazón, y vosotros clamaréis por el dolor del corazón, y por el quebrantamiento de espíritu aullaréis.

En este versiculo se puede ver claramente que Dios hace diferencia entre los que le sirven y los que no. Lo que realmente le obedecen la pasarán bien, más los que no, serán avergonzados. El diablo es un espiritu que todo el dia trabaja para hacer pecar a hombre, por que sólo con el pecado tiene autoridad para destruir. Si el hombre no peca, satanás no puede hacerle nada...Pero si peca él tiene autoridad para destruirle. Por eso es muy importante autoexaminarse todo el tiempo que sea necesario para controlar que el camino que se sigue no es del maligno. Muchas veces, por descuido y aunque no se tenga mala intención, se puede estar por el camino del mal. Hay que prestar atención a lo que se hace, dice y piensa.
Dios no exige perfección por parte de sus siervos, porque él sabe que es imposible alcanzar ese fin. Lo que él exige es que se le obedezca. Y si se comenten errores en ese trayecto, amén, es normal, ¿quién no se equivoca?. Lo importante es no dejar que esos equívocos logren desimanar la fe que cada uno tiene. "No sirve llorar sobre la leche derramada", lo que funciona es "levantar cabeza" y mirar para el frente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario