viernes, 17 de septiembre de 2010

89 - Festejar la Maldad

Cuando era más chico siempre y sin darme cuenta festejaba la maldad. Planifica como hacer para mejorar -por ejemplo- mi levante en los boliches. Una cosa totalmente diabolica. Me gustaba la idea de andar de mujer en mujer. De probar distintas vocas y cuerpos. Con mis amigos siempre pensábamos en como hacer para encarar tal o cual mina. Era una locura. Yo no me daba cuenta de que estaba yendo para el lado equivocado.Yo no me daba cuenta de que eso era malo. Yo no me daba cuanta de que estaba luchando por hace la voluntad de satanás, con todas mis ganas y fuerzas. Así fui durante mucho tiempo hasta que entré a la iglesia.
La estrategia de satanás para hacer el mal es mucha veces muy sutil. Cualquier persona -no cristiana- estaría de acuerdo con mi conducta. Por que es absolutamente normal que un hombre se comporte como yo lo hacia. Es que este tipo de conductas no está socialmente considerada como mala y diabólica. Al contrario, se la toma como una conducta de un hombre joven común. Eso se debe a que casi todos hacen eso o por lo menos lo desean. Satanás logró que muchas conductas diabólicas sean consideradas por la cultura como buenas. Como consecuencia lo que yo hacia no estaba mal visto. Eso demuestra que el mundo camina en dirección contraria a las orientaciones de Dios y por eso es que vive sufriendo. Ahí está la causa del dolor del planeta. Satanás logró que lo correcto a los ojos de Dios sea considerado como malo para la tierra y en cambio lo verdaderamente malo como bueno. Así se hace imposible para el ser humano acercarse a Dios. Por eso los pastores siempre aconsejan abandonar a las viejas amistades, por que en ellas está la clave para volver a ser la vieja criatura. Las amistades son muy influyentes , más cuando se es joven. Por eso hay que tener cuidado.
En el mundo de hoy la promiscuidad está de moda. Es por eso que los cristianos son tomados como tontos. Por eso es que se festeja cada conquista amorosa y cada encuentro sexual fuera del matrimonio como si fuera algo bueno. Es decir se festeja la maldad. El problema es que el que decide que es bueno y malo en si mismo es Dios. Y si el dice que no es correcto ser mujeriego aunque no se llegue a la promiscuidad sexual, mejor abstenerse de tal conducta. Fijensé lo que les sucede -según la biblia- a los que festejan hacer lo malo aunque no se den cuenta que eso.
Proverbios 6
Versículo 14 "Perversidades hay en su corazón ..."; Versículo 15 "Por tanto, su calamidad vendrá de repente, súbitamente será quebrantado y no habrá remedio"
Cuando la biblia utiliza la palabra "quebrantado" se refiere destrucción. Entonces la persona que hace mal será destruida en esta vida y en la otra, con la condenación al lago de fuego y azufre. Que terrible consecuencia para tan simple acción, que además es tomada como buena por el mundo. Por eso es que muchos se consideran buenos y creen que no van a tener el castigo de Dios. Lo que el mundo considera normal y digno de festejo para Dios puede ser totalmente pecaminoso y digno de quebranto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario