miércoles, 15 de septiembre de 2010

88 - "...el que mira por los intereses de su señor recibirá honores"




Proverbios 27 vers. 18
"...el que mira por los intereses de su señor recibirá honores"

No es lo mismo luchar por los sueños que uno tiene que por los sueños que Dios tiene para uno. Una cosa es lo el hombre quiere y otra lo que Dios quiere para este. Son cosas distintas que generalmente se contradicen. Mientras el ser humano puede desear conquistar un título universitario Dios puede querer otra cosa como que este abandone sus estudios y sea pastor de una iglesia. Mientras el ser humano desee gastar todo su salario en comprar alguna cosa que necesita Dios puede querer que ese dinero sea depositado en su totalidad en el altar de la iglesia como una ofrenda. 

No es lo mismo lo que el hombre quiere y lo que Dios quiere. El ser humano que intente seguir a Dios tiene que ser consciente de esta realidad a fin de no engañarse a sí mismo pensando que está obedeciendo a Dios cuando está luchando sólo para hacer realidad sus sueños personales. Para poder seguir a Dios es necesario que el ser humano abandone todos sus sueños y se coloque a disposición del creador a fin de luchar por conquistar los sueños de este. Luchar por los propios sueños no es lo mismo que luchar por los sueños de Dios. El que  lucha por sus propios sueños no recibirá nada del creador, aunque si del mundo, en cambio el que lucha por hacer realidad los sueños del creador, ese recibirá muchos honores divinos. Porque "...el que mira por los intereses de su señor recibirá honores".

No hay comentarios:

Publicar un comentario