lunes, 20 de septiembre de 2010

93 - El malo tarde o temprano será castigado

¿A quién escuchar?...
Hay que tener cuidado con todo lo que se hace en esta vida, ya que los demonios no están de broma y ante el menor error entrarán en la vida de quien desobedece. En ese sentido no hay forma de escapar de la dominación demoníaca. Si hay desobediencia hay demonios. La regla es muy simple y sencilla. Por eso se hace importante hacer de todo para mantenerse lejos de los espíritus de mal. Los demonios no pueden habitar en un cuerpo que obedece a Dios. Sólo entran en el de aquellos que infringen cualquiera de las normas divinas. Además el castigo para la desobediencia es la maldición ya que a los desobedientes no les va bien en la vida. Desobedecer a Dios significa no hacer caso a sus consejos.
La biblia enseña que el malvado tarde o temprano será castigado. Cuando dice "el malvado" se refiere a aquel que hace el mal. Y no solo abarca a los espíritus sino también a aquellos seres humanos que les hacen caso a estos. Así como el que obedece a Dios es bendecido, también el que hace caso a los consejos del mal recibe su recompensa pero en sentido inverso, es decir, recibe maldición. La maldición del mal puede que no llegue de un día para otro, pero sucederá...
Cuando los espíritus entran en la vida de las personas solo quieren destruir, a esas mismas personas y a otros a través de ellas. Por eso hay que tener cuidado con los pasos que se da.
Ante el menor error ellos pueden entrar en los cuerpos humanos y comenzar su total destrucción. Todo ello por que el malo tarde o temprano será castigado...

2 comentarios: