viernes, 10 de septiembre de 2010

76 - Dos pensamientos

Hageo 1 Vers. 1
En el año segundo del rey Darío, en el mes sexto, en el primer día del mes, vino palabra del Señor por medio del profeta Hageo a Zorobabel hijo de Salatiel, gobernador de Judá, y a Josué hijo de Josadac, sumo sacerdote, diciendo: Así ha hablado el Señor de los ejércitos, diciendo: Este pueblo dice: No ha llegado aún el tiempo, el tiempo de que la casa del Señor sea reedificada.
Entonces vino palabra de Jehová por medio del profeta Hageo, diciendo: ¿Es para vosotros tiempo, para vosotros, de habitar en vuestras casas artesonadas, y esta casa está desierta? Pues así ha dicho el Señor de los ejércitos: Meditad bien sobre vuestros caminos.

El pueblo de Isreal tenía un problema, la casa de Dios estaba destruida. Pero no hacían nada para reedificarla, porque pensaban que no era tiempo de comenzar a trabajar en eso. En fin, dedicaban su tiempo en hacer otras cosas. El problema de este pensamiento era que no estaba acorde con lo que el Señor pensaba. Para Dios si era el momento justo de comenzar a reedificar el templo. Noten que en esta historia hay dos tipos de pensamientos, el de Dios y el del pueblo. Y los dos eran contrarios. Uno dice "no hay que reedificar el templo" y el otro "ya es tiempo de reedificar el templo". ¿Cual creen ustedes que es el correcto?... Si el pueblo dice ser parte del reino de Dios necesariamente el que tiene razón es Dios, sin embargo si dice ser parte del reino de Dios pero en realidad su Dios es su propia voluntad, es el pueblo el que tiene la razón. Dios dió la capacidad al hombre de pensar, pero lo hizo con la intención de que ese pensamiento no se aparte de sus consejos y orientaciones divinas. Si el hombre piensa en forma contraria a Dios, lamentablemente no es de él. Por eso es que se hace importante(si se quiere formar parte del reino de Dios) buscar la orientación de Dios antes de actuar y vigilar constantemente lo que se está haciendo para no equivocarse de pensamiento. Haciendo así se logra unificar el pensamiento humano con el del creador...

No hay comentarios:

Publicar un comentario