martes, 28 de septiembre de 2010

Jesús es el Señor!!!




El cristiano verdadero vive enfrentando problemas espirituales. Problemas que son causados por su obediencia al creador. En la biblia se muestran muchos ejemplos de esto que vengo diciendo. En una ocasión el apóstol Pablo fue apedreado por obedecer. Él estaba predicando sobre Jesús. Y los que lo oían no estaban de acuerdo con lo que Pablo decía por eso lo apedrearon. Ejemplos así hay un montón en la biblia. Eso que pasó con Pablo también ocurre hoy en día. Por eso es que los cristianos de hoy -así como los antiguos-  siguen enfrentando problemas por obedecer a Dios. Cuando una persona obedece a Dios los demonios se manifiestan. Y por eso es que provocan problemas espirituales usando a sus siervos materiales que son las personas que no se llevan bien con Dios. Por detrás de todo acto de obediencia se generan persecuciones, eso es inevitable. Lo que le ocurrió a Pablo tenía que pasar, y si por esas casualidades se evitaba, igual tendría que sufrir. Pablo hubiese escapado de esa apedreada, pero después, en otro lugar encontraría nuevos enemigos y nuevas pruebas. Obedecer a Dios siempre tiene como consecuencia el levantamiento de satanás, sus espíritus y sus siervos humanos. Pero pese a todo y como dice el titulo Jesús es el Señor. Jesús es el rey de reyes y de todo lo que hay en la tierra material y espiritual. Eso no cambiará jamás. Cuando una persona toma un trabajo siempre trata de agradar al jefe, porque es este el que le paga a fin de mes y es el responsable de que pueda trabajar. Así también pasa con Jesús y sus siervos. Jesús es el rey de todo y es el encargado de juzgar quien hace bien y quien hace mal su trabajo. Todos los demonios y los que le siguen están condenados al infierno por que hacen mal y tarde o temprano y por más que dañen a los que son de cristo recibirán su merecido, eso se debe a que Jesús es el rey de reyes y juzga a todos sean cristianos o no, sean humanos o espíritus...

Por todo eso se hace importante confiar en el Señor y tratar por todos los medios posibles de servirle como él desea. Él es el rey no hay otro. Si él dice que nuestro servicio es malo -aunque todo el mundo diga lo contrario- tiene la razón y recibiremos nuestro merecido por eso...

viernes, 24 de septiembre de 2010

Interés


Dios está buscando personas en estos días que se interesen por él y sus propósitos, ya que sólo de esa manera se puede llegar al obedecerlo de verdad. Cuando una persona ingresa a una iglesia, de Dios sabe muy poco y por eso que está llena de dudas e inseguridades sobre lo que realmente es Dios. Y ese estado de duda nunca terminará si es que el fiel no se interesa por "las cosas de Dios". Si hay interés en conocer a Dios de seguro se lo conocerá, ya que el dicho "el que busca encuentra" es real y se cumple. El obispo Macedo cuando empezó a transitar el camino de la fe como miembro de una iglesia, no creía en los diezmos. Pero su incredulidad no duró toda la vida ya que se interesó por buscar la verdad. Por eso es que pidió orientación a Dios y este le comunicó su respuesta. En conclusión, hoy el obispo no solo cree en lo diezmos sino también aconseja a otro a darlo. el no creía pero como se intereso por Dios y sus normas, este le revelo la verdad sobre ellos. Las dudas en la fe son quitadas por el creador cuando se manifiesta interés en saber la verdad. Haciendo así es que con el tiempo se logra conocer y obedecer a Dios.

martes, 21 de septiembre de 2010

94 - Intercambio Espiritual



"Esto sucederá si escuchas obedientes la voz del Señor, vuestro Dios."

En Zacarías 6, casi al final, Dios hace una promesa a su pueblo. Dios promete que va a bendecir a los israelitas, pero coloca una cláusula para que eso ocurra, que es la de "obedecer a su voz". El pueblo de Israel no hacía caso al Señor por eso es que sufrió. Luego, de tanto gemir, buscó a Dios y este envió a un profeta que bendijo al pueblo diciendo algo así como "Dios los va a ayudar a derrotar a sus enemigos pero tienen que obedecerle". La causa de la caída de los hijos de Dios era siempre la desobediencia. Por eso Dios aclaraba, "los voy a bendecir, pero primero obedézcanme".

Eso que sucedía en el pasado sigue ocurriendo hasta el día de hoy. Hoy en día mucha gente sufre y busca al Señor. Y este nuevamente hace saber a lo que piden sus bendiciones que los bendecirá pero a cambio de obediencia. En las iglesias -por ejemplo- Dios habla con todos los miembros y les promete(a través de sus siervos y palabra) que hará cosas maravillosas en sus vidas, pero a cambio les pide que oigan su voz y la obedezcan. Y como son pocos los que cumplen con lo que pide el creador, la mayoría de la gente que concurren a ellas no ven en sus vidas el cumplimento de las bendiciones prometidas. Y con el tiempo muchas de estas personas se desaniman en la fe y hasta llegan a pensar que Dios no existe o que si existe tarda mucho en bendecir. En realidad ninguna de los dos ideas dadas es verdadera, Dios si existe y no tarda mucho en bendecir (salvo excepciones). Es solo que la gente que espera algo de él tarda mucho en obedecer. Las bendiciones de Dios se conquistan por obediencia. De manera tal que si no hay obediencia no se puede esperar nada del creador. La obediencia es el combustible que hace que Dios actúe compeliendo sus promesas. Por eso es importante obedecer. Y si se tarda mucho tiempo en hacer caso a las órdenes de Dios también la promesa vendrá a cumplirse tardíamente. Me acuerdo el caso de una joven que espero 12 años para recibir una bendición sentimental. Ella siempre había querido tener una pareja. Y por más que luchaba no podía hacer su sueño realidad. Parecía que Dios no estaba con ella, que no le interesaba sus oraciones. Pero en realidad no era así. La bendición que ella quería podía haber venido mucho tiempo antes. Lo que sucedió es que esta mujer tardó mucho en darse cuenta que la clave estaba en la obediencia. La respuesta que ella tanto esperaba de Dios no llegaba porque no le obedecía como él quería. Por eso es que tuvo que esperar tanto. Si bien hay que tener paciencia para tener alguna que otra bendición del Señor, tampoco hay que esperar tanto como 12 años (salvo excepciones claro). Por eso es necesario averiguar si realmente se está obedeciendo a Dios o no a fin de esperar una bendición que verdaderamente vendrá y no una que nunca se cumplirá.

Para poder tener algo de Dios primero hay que obedecer...Eso es un intercambio espiritual, eso es un trueque...




lunes, 20 de septiembre de 2010

93 - El malo tarde o temprano será castigado

¿A quién escuchar?...
Hay que tener cuidado con todo lo que se hace en esta vida, ya que los demonios no están de broma y ante el menor error entrarán en la vida de quien desobedece. En ese sentido no hay forma de escapar de la dominación demoníaca. Si hay desobediencia hay demonios. La regla es muy simple y sencilla. Por eso se hace importante hacer de todo para mantenerse lejos de los espíritus de mal. Los demonios no pueden habitar en un cuerpo que obedece a Dios. Sólo entran en el de aquellos que infringen cualquiera de las normas divinas. Además el castigo para la desobediencia es la maldición ya que a los desobedientes no les va bien en la vida. Desobedecer a Dios significa no hacer caso a sus consejos.
La biblia enseña que el malvado tarde o temprano será castigado. Cuando dice "el malvado" se refiere a aquel que hace el mal. Y no solo abarca a los espíritus sino también a aquellos seres humanos que les hacen caso a estos. Así como el que obedece a Dios es bendecido, también el que hace caso a los consejos del mal recibe su recompensa pero en sentido inverso, es decir, recibe maldición. La maldición del mal puede que no llegue de un día para otro, pero sucederá...
Cuando los espíritus entran en la vida de las personas solo quieren destruir, a esas mismas personas y a otros a través de ellas. Por eso hay que tener cuidado con los pasos que se da.
Ante el menor error ellos pueden entrar en los cuerpos humanos y comenzar su total destrucción. Todo ello por que el malo tarde o temprano será castigado...

domingo, 19 de septiembre de 2010

92 - Abimelec

Génesis 20 versículo 7
"Ahora pues devuelve la mujer a su marido porque es profeta y orará por para que vivas. Pero si no la devuelves, debes saber que morirás tu y todos los tuyos."
Génesis 20 versículo 14
"Entonces Abimelec tomó ovejas y vacas, siervos y siervas, se los dio a Abraham y le devolvió a Sara, su mujer..."
Génesis 20 versículo 17
"Entonces Abraham oró a Dios y Dios sano a Abimelec, a su mujer y a sus siervas..."

Estos versículos del Génesis cuentan una de las tantas historias que vivió Abraham. En ella en particular se puede apreciar claramente que Dios le ordenó a un tal Abimelec que devolviera a Sara esposa de Abraham. En aquella época Abraham tenia miedo de las personas supieran que Sara era su esposa. Por eso es que le pidió a ella que dijera que era su hermana. La idea de él era pasar desapersivido frente a las posibles pretensiones de otros hombres con ella. Sara era una mujer muy bonita que llamaba la atención de todos. Por eso Abraham temía que otros hombres queriendo tomarla lo matasen a él. Como andaba de pueblo en pueblo diciendo que era hermano de Sara y no esposo, un rey llamado Abimelec la tomó como una de sus esposas. En esa época este acto era permitido. Pero Dios habló con ese rey en un sueño y le ordenó que la dejara en libertad porque era casada. Si no lo hacia la maldición que viene por la desobediencia caería sobre él y su reino. Por eso es que este rey decidió obedecer a Dios y fue bendecido. La moraleja de la historia es -por lo menos en esta oportunidad- que lo que Dios dice que hay que hacer debe hacerse, aunque no se quiera hacerlo. La voluntad del creador siempre tiene que estar por encima de la de sus siervos. Noten que el rey Abimelec no sabia que Sara estaba casada pero Dios le avisó. Ahí se puede ver también la importancia de invocar a Dios para que hable a sus siervos. Abimelec creía que estaba haciendo bien pero después, gracias a la intervención de Dios, se dio cuenta de que no era así. Si Dios no hubiese intervenido en la historia Abimelec hubiese pecado y su reino hubiese sufrido las consecuencias. Para no cometer errores en la fe -como siempre digo- es necesario pedir orientación a Dios antes de actuar. Así se podrán evitar muchos problemas. Si se pide orientación a Dios él tiene libertad para avisar de los caminos errados y dar seguridad de los correctos...

sábado, 18 de septiembre de 2010

91 - Te haré entender...





"Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar...". (Salmo 32:8)


No queda mucho que aclarar en este versículo. "Te haré entender" quiere decir que Dios hará que todos aquellos que lo invoquen pidiendo orientación reciban la verdadera sabiduría. Dios no deja a sus hijos desamparados en este mundo. Él sabe que el conocimiento bíblico no es suficiente para poder conocer los verdaderos caminos, falta además su orientación, que generalmente viene cuando se lee la biblia pero también puede Dios usar otros medios para hacer entender a sus siervos cuál es su voluntad. Muchas veces usa a alguna persona como por ejemplo un pastor, pero en la mayoría de los casos él habla desde dentro de las personas a través de inspiraciones.

Cuando el cristiano se halla en una situación complicada en la cual no sabe qué hacer debe usar como arma este versículo bíblico pidiéndole a Dios su dirección. Dios responderá. Quizás no lo haga de la noche para la mañana pero responderá. La respuesta vendrá cuando el cristiano perciba que entendió claramente lo que tiene que hacer. Si la respuesta tarda un poco y no queda tiempo para esperar el resultado de la oración y se hace necesario actuar, el cristiano no debe preocuparse. Debe elegir el camino que más le parece correcto en ese instante y después cuando Dios responda sabrá que hacer. No debe preocuparse por si eligió mal o bien. La biblia dice que todos los caminos son buenos para aquellos que obedecen a Dios. De seguro y aunque la elección al principio parezca errada se cosechará bueno frutos. Dios no desampara a sus hijos en este mundo. Él sabe que las orientaciones espirituales tienen su tiempo. Y por eso es que no se enoja por la elección de sus hijos aunque esta haya sido errada. ¿Qué otra cosa se podría hacer?.

90 - La verdadera sabiduría

La verdadera sabiduría consiste en obedecer a Dios. Tener un titulo universitario, prestigio, habilidades extraordinarias, fama, etc. no son sinónimo de sabiduría, salvo que tales cosas se hayan obtenido por obediencia. Obedecer a Dios significa hacer lo que Dios quiere que se haga. Para esto hay que conocer su voluntad. Y para conocer su voluntad es necesario pedirle que hable y que explique que se tiene que hacer y que no. Sólo así y por medio de la oración es que se puede conocer la voluntad del creador. Después lo que resta es hacer caso a su dirección. Ahí se genera lo que se llama obediencia. La obediencia no se alcanza sólo sabiendo que se debe hacer y que no sino poniendo en practica los consejos de Dios. Esto debe hacerse sin mirar para las circunstancias que muchas veces tratan de desviar la fe del cristiano haciendo que este deje de seguir a Dios. Los consejos de Dios son sobrenaturales, lo que quiere decir que al obedecerlos los demás pueden levantar la vista y burlarse, por lo increíble que son. Eso es normal en el mundo de la fe. Entonces el cristiano debe ser fuerte y soportar la obediencia hasta que lo que Dios prometió se cumpla.

viernes, 17 de septiembre de 2010

89 - Festejar la Maldad

Cuando era más chico siempre y sin darme cuenta festejaba la maldad. Planifica como hacer para mejorar -por ejemplo- mi levante en los boliches. Una cosa totalmente diabolica. Me gustaba la idea de andar de mujer en mujer. De probar distintas vocas y cuerpos. Con mis amigos siempre pensábamos en como hacer para encarar tal o cual mina. Era una locura. Yo no me daba cuenta de que estaba yendo para el lado equivocado.Yo no me daba cuenta de que eso era malo. Yo no me daba cuanta de que estaba luchando por hace la voluntad de satanás, con todas mis ganas y fuerzas. Así fui durante mucho tiempo hasta que entré a la iglesia.
La estrategia de satanás para hacer el mal es mucha veces muy sutil. Cualquier persona -no cristiana- estaría de acuerdo con mi conducta. Por que es absolutamente normal que un hombre se comporte como yo lo hacia. Es que este tipo de conductas no está socialmente considerada como mala y diabólica. Al contrario, se la toma como una conducta de un hombre joven común. Eso se debe a que casi todos hacen eso o por lo menos lo desean. Satanás logró que muchas conductas diabólicas sean consideradas por la cultura como buenas. Como consecuencia lo que yo hacia no estaba mal visto. Eso demuestra que el mundo camina en dirección contraria a las orientaciones de Dios y por eso es que vive sufriendo. Ahí está la causa del dolor del planeta. Satanás logró que lo correcto a los ojos de Dios sea considerado como malo para la tierra y en cambio lo verdaderamente malo como bueno. Así se hace imposible para el ser humano acercarse a Dios. Por eso los pastores siempre aconsejan abandonar a las viejas amistades, por que en ellas está la clave para volver a ser la vieja criatura. Las amistades son muy influyentes , más cuando se es joven. Por eso hay que tener cuidado.
En el mundo de hoy la promiscuidad está de moda. Es por eso que los cristianos son tomados como tontos. Por eso es que se festeja cada conquista amorosa y cada encuentro sexual fuera del matrimonio como si fuera algo bueno. Es decir se festeja la maldad. El problema es que el que decide que es bueno y malo en si mismo es Dios. Y si el dice que no es correcto ser mujeriego aunque no se llegue a la promiscuidad sexual, mejor abstenerse de tal conducta. Fijensé lo que les sucede -según la biblia- a los que festejan hacer lo malo aunque no se den cuenta que eso.
Proverbios 6
Versículo 14 "Perversidades hay en su corazón ..."; Versículo 15 "Por tanto, su calamidad vendrá de repente, súbitamente será quebrantado y no habrá remedio"
Cuando la biblia utiliza la palabra "quebrantado" se refiere destrucción. Entonces la persona que hace mal será destruida en esta vida y en la otra, con la condenación al lago de fuego y azufre. Que terrible consecuencia para tan simple acción, que además es tomada como buena por el mundo. Por eso es que muchos se consideran buenos y creen que no van a tener el castigo de Dios. Lo que el mundo considera normal y digno de festejo para Dios puede ser totalmente pecaminoso y digno de quebranto.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

88 - "...el que mira por los intereses de su señor recibirá honores"




Proverbios 27 vers. 18
"...el que mira por los intereses de su señor recibirá honores"

No es lo mismo luchar por los sueños que uno tiene que por los sueños que Dios tiene para uno. Una cosa es lo el hombre quiere y otra lo que Dios quiere para este. Son cosas distintas que generalmente se contradicen. Mientras el ser humano puede desear conquistar un título universitario Dios puede querer otra cosa como que este abandone sus estudios y sea pastor de una iglesia. Mientras el ser humano desee gastar todo su salario en comprar alguna cosa que necesita Dios puede querer que ese dinero sea depositado en su totalidad en el altar de la iglesia como una ofrenda. 

No es lo mismo lo que el hombre quiere y lo que Dios quiere. El ser humano que intente seguir a Dios tiene que ser consciente de esta realidad a fin de no engañarse a sí mismo pensando que está obedeciendo a Dios cuando está luchando sólo para hacer realidad sus sueños personales. Para poder seguir a Dios es necesario que el ser humano abandone todos sus sueños y se coloque a disposición del creador a fin de luchar por conquistar los sueños de este. Luchar por los propios sueños no es lo mismo que luchar por los sueños de Dios. El que  lucha por sus propios sueños no recibirá nada del creador, aunque si del mundo, en cambio el que lucha por hacer realidad los sueños del creador, ese recibirá muchos honores divinos. Porque "...el que mira por los intereses de su señor recibirá honores".

lunes, 13 de septiembre de 2010

87 - Es necesario leer diariamente la biblia 2

En mi caso particular, Dios habla conmigo en tres oportunidades al día. Pidiendo sabiduría e inteligencia para leer la biblia logré comprender que la mejor forma de hacerlo -por lo menos hasta hoy y para mí- en leyéndola un poco a la mañana. otro al medio día y otro tanto a la noche. Haciendo así me aseguro tener mi fe bien alimentada. Esto de leer la biblia un poco varias veces al día es bueno porque Dios da una dirección distinta con cada lectura, Así la fe se fortalece y se prepara para enfrentar cualquier obstáculo. Para mí leer la biblia varias veces al día es importante ya que si ocurre algo a la tarde, algún problema por ejemplo, con la lectura de la noche ya tengo la ultima dirección de Dios que abarca la solución de ese problema. Entonces me quedó tranquilo, o por lo menos, aunque eso no ocurra, sé que debo hacer. En cambio si no la leyera me iria a dormir preocupado y sin orientación... Leer la biblia es como hacer oraciones, en el sentido que se pueden realizar en cualquier momento siempre que se sienta la necesidad. Es por eso que no hay una regla establecida para eso. Pero lo que si se exige, por lo menos en el viejo testamento, es leerla diariamente. ¿Cuanto?. Varia de las necesidades espirituales de cada persona. Hay personas que leen más y otras menos. Pero no existe cristiano que no la lea. En este sentido el obispo Macedo aconseja leer dos capítulos del viejo testamento y tres del nuevo por día.

86 - ¿Por qué aumentan los problemas desde que se conoce a Jesús?

San Lucas 17 versículo 37
"Donde esté el cuerpo, allí se juntarán las águilas"

Satanás siempre está trabajando para destruir la vida de las personas llevándolas a la condenación eterna. Pero su forma de actuar varia según el tipo de espiritualidad de su victima. Si esta es incrédula se comporta de una manera, pero si es cristiana, de otra. Esto explica por qué muchas veces los cristianos pasan por luchas que los incrédulos no. Satanás sabe que a los incrédulos fácilmente los domina. Ellos son engañados por él de una manera sencilla. Por eso no necesita esforzarse tanto para destruirlos. Pero como con los hijos de Dios no puede hacer lo mismo, porque interviene Jesús, se ve obligado aumentar la estrategia demoníaca creando problemas sobrenaturales. Es decir inconvenientes que son casi imposibles de creer para destruir la fe en Dios. Por ejemplo un amigo que se revela de una día para otro, los hijos que amenazan con suicidarse si es que la madre no abandona la iglesia, el esposo que amenaza con irse de la casa por esa misma causa, los vecinos que ya no saludan por causa de la fe, en fin, problemas sobrenaturales que ocurren de manera milagrosa. Esto es. ayer estaba bien y hoy está todo mal y no se porque. A estos problemas se le conocen también con el nombre de tribulaciones. Son persecuciones por seguir a Jesús. Es una consecuencia de la obediencia al creador. Como los incrédulos no obedecen a Dios no tienen este tipo de problema. En el versículo que cite arriba, dice ""Donde esté el cuerpo, allí se juntarán las águilas" quiere decir "donde hay obediencia necesariamente habrá tribulaciones".
Las tribulaciones son parte de la vida cristiana por tanto sólo deben aceptarse. No hay forma de evitarlas...
Es necesario ser cociente de la existencia de este tipo de problemas que surgen a raíz de la obediencia a Jesús. Ello es así porque al tener ese conocimiento se puede comprender mejor como es en realidad la vida cristiana. El cristiano que sabe que enfrentará tribulaciones por causa de su fe en Dios está de alguna manera preparado. Ya que nada lo sorprenderá. No estará esperando facilidades por oír la voz del creador. Sabrá que enfrentará luchas aun contra los que dicen ser su familia. Además no se sentirá tentado en abandonar la fe por los tremendos problemas que se levanten contra él. Ni tampoco envidiará la vida de otros que no pasan esas increíbles injusticias. Por que satanás habla y dice cosas como "mirá tu amiga que no es cristiana no tiene los problemas que tenés vos, al final obedecer a Dios te trabajo más disgustos que bendiciones"... Esa es también una estrategia que satanás usa para desviar la fe de los cristianos, haciéndoles creer que se vive mejor sin obedecer a Dios. Y no es así. Lo bueno de las tribulaciones -más allá de que preparan al que las padece para una mayor obra que la que está realizando para Dios- es que son indicios de que se está en el camino correcto. Si no hay conflictos sobrenaturales, injusticias, amenazas, en fin tribulaciones, es porque se está transitando el camino equivocado. Además sin tribulación no hay bendición. Cuando se está más cerca de cumplirse un objetivo la presión que ejerce el diablo sobre los cristianos a través de problemas aumenta. Es como si satanás prendiese un horno de fuego y tirase a los hijos de Dios dentro. Esa es la sensación de caos que se tiene cuando se transita una tribulación. Pero -como siempre que llovió paró- ese estado no dura toda la vida. Es sólo un memento, después todo se tranquiliza y vuelve a la normalidad. El que se comportó mal pide perdón, la que se apresuró en hacer cosas que no debía se disculpa, las puertas que estaban cerradas se abren, satanás queda con mucha rabia por no haber podido destruir al cristiano, se conquista lo que se quería y hasta los incrédulos aprecian el buen testimonio del cristiano en ese problemático momento, en fin, Dios da su bendición.

domingo, 12 de septiembre de 2010

85 - Es necesario leer diariamente la biblia

Los pastores siempre aconsejan leer la biblia-aunque sea un poco- todos los dias. La idea es poder alimentar la fe por medio de la palabra de Dios. Desde el punto de vista espiritual esto es totalmente correcto ya que cuando se lee la biblia el Espiritu Santo da orientaciones sobre lo que se debe hacer y lo que no para obedecer a Dios. Y esas orientaciones son necesarias día por día tanto como el aire que se respira. Espiritualmente es así. Si no la llama de fe no se mantiene vida. No alcanza con ir la iglesia. Eso no puede suplantar la lectura diaria de la biblia. Pensar distinto seria como querer tener los beneficios del diezmo dando ofrendas, algo totalmente imposible. Cuando se lee la biblia -siempre y cuando se pida al Espiritu Santo orientacion antes de comenzar- Dios habla a través de lo que está escrito y hace entender su volunad. Cada interpretacion biblica inpirada por el Espirtu Santo es exclusivamente perosnal. Dios nunca dice exactamente lo mismo a todas las perosnas. Lo que él desea hablar es difernte para cada una ya que las situaciones que se enfrentan como la fe -entre otras cosas- son distintas. Yo siempre le pido a Dios -antes de leer la biblia- que me diga lo que quiera decirme y nada más...Por todo lo anterior se hace necesario leer diariamente la biblia.

84 - Hoy festejo las 80

Hoy es un día de festejo para mí. Hasta el momento he publicado más de 80 articulos de exclusiva produccion propia y tan sólo en un mes y medio. Cuando habrí el blog en agosto soñaba con poder llegar a las 80 publicaciones, pero era sólo un sueño. Por que pensaba, ¿de donde voy a las ideas para publicar tanto?. Y hoy cuando reviso mi trabajo me asombro por que todos los artículos son de temas dinstintos. Me llena de alegria experimentar como trabaja Dios. Todas las ideas que tengo vienen de él. Hay una promesa que dice más o menos asi(no recuerdo el versiculo, soy muy malo para eso) "no se preocupen por usar todas sus fuerzas en lo que hacen, yo después se las voy a renovar". Y otra similar a esta "ustedes que me obedecen va a dar mucho fruto por que son como una fuente de la cual siempre emerge (y emergerá) agua". Eso me pasa con las publicaciones. Siempre tengo ideas distintas al momento de escribir. Es como si brotaran de algun lugar. Y siempre hay más. No tengo ese problema de "no se que voy a escribir mañana". Yo no lo tengo. Y creo que todo se lo debo a la siguiente oracion, que hace bastante vengo haciendo que es esta. "Dios hacé tu voluntad y no la mia, que tu sueño ese que tenés conmigo se haga realidad". Esa es mi oración principal y tambien la responsable de que pueda mantener este blog en la web. Esa oracion fue la que destrabó todo e hizo que me ponga a escribir. Al principio sentí mucho miedo, por eso me dije "estoy tocando temas espirituales sin tener un cargo en la iglesia algo debe andar mal". Pensaba que podía ser un espíritu de hipocresía u otro peor el que me llevaba a hablar de Dios sin ser obrero, pastor o evangelista. Por eso es que siempre pedía la orientación a Dios para no ser engañado por el mal. Y así y con mucho temor me lanzé a escribir y bueno, hoy festejo las 80.

83 - Predicar!!!

Escribir sobre Dios no es nada fácil. Hay que pensar bien que decir, no sólo para evitar dar consejos que están en contra de la voluntad de Dios sino también para no caer en la hipocresía de publicar mandamientos que ni el escritor mismo cumple. Este también es un problema que todas las autoridades de Dios enfrentan a diario cuando tienen que subir al altar y predicar la palabra de Dios. Para evitar cometer este tipo de errores es necesario prestar atención a lo que dice la biblia y a las orientaciones que da el Espíritu Santo al momento de interpretarla. Haciendo así se podrá librar del vicio de predicar algo en contra de la voluntad de Dios, ya que se supone que la causa de ese tipo de mala predica está fundada en el desconocimiento de lo que significa obedecer a Dios.
Para solucionar el otro problema, el de la hipocresía, es necesario que el siervo que predica tome conciencia de cual es su estado espiritual. Si el resultado de este test es negativo se podrá contar sólo sobre lo que este cumple de la voluntad de Dios y no -en principio- sobre lo que no. Por ejemplo si el siervo no es diezmista es un hipócrita si pide a los fieles que den el diezmo. Distinto es el caso -esto ocurre amenudo- en el que el siervo no cumple con lo que está predicando pero por que recién -en el momento de la predica- se está enterando lo que se debe hacer. Le ocurre mucho a postores y obreros que cuando predican sobre Dios el Espíritu Santo habla de tal manera que el consejo que se está dando no sólo va dirigido para el pueblo sino también para el que está hablando. Es como si Dios usara la boca del siervo para decirle a él que es lo que debe y no hacer. ¿Se entiende?...En este último caso si es valido exigir a los demás algo que todavía no se obedece, ya que se supone que también el que predica va a obedecer junto con los otros que lo escuchan.
Aclaración final: el tema de la predica es muy amplio como para poder explicarlo de manera detalla en este espacio. Lo que se trato de hacer es dar una idea de como se debe hacer para predicar bien. Por eso no se debe sentir ofendido el lector si es que después de la lectura no se halla satisfecho en su deseo de conocer totalmente sobre el tema. Seguramente en otros comentarios que se publicaran se ampliará sobre la cuestión.

82 - Frutos de la obediencia




Dios juzga al ser humano de acuerdo a como este se comporta. Si se porta bien, no tendrá de que avergonzarse, pero si se porta mal, que no espere buenos resultados. Para Dios los que lo obedecen son los que tendrán una vida buena, en cambio, los que ignoran su camino y sus consejos, tendrán que sufrir el resto de su vida, mientras dure su desobediencia. Y si esta se mantiene hasta la muerte el infierno -primero- y el lago de fuego y azufre -después- será su recompensa. Por eso se hace importante acercarse a Dios en todo momento y lugar a fin de no ser consumidos por el fuego eterno en esta vida y en la otra. Muchas personas creen que son de Dios y viven una vida miserable. Argumentan que su estado es una cruz con la que tienen que cargar. Otros, también viviendo así, creen que Dios no desea que prosperen y consigan cosas, por eso es que nunca buscan sus bendiciones. Por qué piensan que la felicidad, el placer y la buena vida es un pecado. Nada más alejado de la realidad. El Espíritu Santo es el oficial principal de Dios encargado de hacer realidad los sueños del creador en la vida de cada siervo. Pero él no puede obrar si es que no se lo permite. Y este tipo de pensamientos (la prosperidad es mala, el placer sexual es pecado, la vida bendecida es del diablo) hacen que no pueda actuar. Es decir, son pensamientos pecaminosos. Muchas personas no son bendecidas por que cierran su entendimiento con ideas falsas sobre lo que verdaderamente es Dios y sobre lo que de manera verdadera representa obedecerle. La persona que obedece a Dios es fácilmente reconocida por que en este mundo tiene una vida bendecida, en cambio, la que no lo obedece no la pasa tan bien, aunque esté en la iglesia, sea diezmista, ofrendante, obrero, pastor, obispo, etc.. Las bendiciones sólo siguen a los que ponen en práctica los consejos del creador. Quienes no lo hacen así viven mal. Lo peor de todo -en la vida cristiana- no es vivir mal, sino no darse cuenta de que eso es producto de una mala relación con Dios. Muchas personas que van a la iglesia soportan la miseria creyendo que -aun así- son salvos. Y no se dan cuenta de que la miseria que pasan es producto del pecado que cometen contra Dios, porque eligen no ofrendar, no diezmar o aceptan la situación que pasan como si fueran ellos sus propios dueños. Muchas personas dicen "yo no quiero prosperar" y es cierto "ellos no quieren", pero Dios, ¿será que piensa también así?....La vida buena es una consecuencia de la obediencia a Dios quien no tiene una buena vida es porque realmente no obedece y si no hay obediencia tampoco hay salvación del alma.

81 - Pedíme y te voy a responder




Muchas personas no saben cómo relacionarse con Dios. Creen -por ejemplo- que miles de ángeles les están protegiendo sólo por el hecho de diezmar o ir a la iglesia. Y no es así. Si bien es cierto que Dios promete cuidar a su pueblo con sus ángeles, sólo lo hace cuando estos(los seres humanos) le piden protección. En el caso de ahí arriba, no se pidió protección, por consiguiente no hay ángeles cuidando. Para poder obtener algún beneficio -que Dios promete para su pueblo-hay que pedir. Si no se pide tampoco se puede esperar recibir. Es una regla espiritual divina. Así como si se siembra se cosecha, si se pide se recibe. Y si no se pide no se recibe. Y si se pide mal también se cosecha malos frutos. El mal pedido es aquel que no está nutrido por la dirección del creador. Es decir, no está guiado por Dios. No son pocas las personas que usan la fe en direcciones opuestas al creador. Por ejemplo piden en oración la muerte de sus enemigos.

Pero también el mal pedido puede ser muy sutil a tal punto de que el que lo hace es una autoridad espiritual. Por ejemplo aquel obrero que pide condiciones para tener una empresa, cuando Dios quiere otra cosa para él, como que sea pastor. De manera tal que se debe tener cuidado con lo que se pide. Porque si se pide mal, se cosecha el mal. En cambio, si se pide bien, se cosecha el bien. Para saber cuándo un pedido es acorde a la voluntad de Dios basta hacer una oración como esta "Dios yo te pido en el nombre de Jesús que me enseñes que debo pedir y que no, porque no quiero equivocarme de camino". Si se insiste en orar de esa forma no habrá errores. Puede suceder que al principio de hacer esa oración se pidan cosas equivocadas, pero con el tiempo Dios actuará y dejará que se realicen sólo pedidos que a él le agradan.

sábado, 11 de septiembre de 2010

80 - ¿A quién admirar?


Proverbios 3 vers. 31
“No envidies al hombre injusto ni escojas ninguno de sus caminos”

Dios está dando un consejo importante a través de Salomón que tiene que ver con la admiración. Todas las personas admiran a alguien, desde una estrella de rock hasta un profesor de la facultad. Esto es absolutamente normal. Sin embargo Dios -para que sus hijos no se pierdan- les advierte que no se fijen en lo que los que no son de él hacen, tienen o son. Porque esa prosperidad o eso que motiva la admiración, se ha conquistado a expensas de la voluntad del creador. Lo que significa que es producto de pecado. Esas personas -que son exitosas a los ojos de la mayoría- no pueden serlo para Dios. El exitoso para Dios es aquel que conquista cosas por obediencia. Para el creador es un placer tener un hijo rico qua logrado esa condición económica por su ayuda. En cambio no está contento con quien –también siendo rico y aunque pueda reconocer su riqueza- ha conquistado esa condición a espaldas de su voluntad. Para Dios, los únicos que verdaderamente son motivo de admiración son aquellos que hoy le obedecen o que en algún momento de la historia le obedecieron como el caso de Abraham. Los demás, aunque puedan beneficiar al mundo con sus descubriendo científicos, avances, conocimientos, no importan. Con todo esto Dios quiere decir que hay que admirar lo que él admira y apreciar lo que él aprecia. Las personas que no lo obedecen están muertas espiritualmente y aunque puedan ayudar a que el planeta se desenvuelva bien no cuentan para Dios, ni lo que son ni lo que hacen. Lo que no quiere decir que no los quiera salvar. Pero hasta que eso se logre (la salvación) son para él como personas muertas. Cuando la biblia dice “no envidies” se está refiriendo a la admiración. Quiere decir –entonces- no admires al hombre injusto, es decir, a aquel que ha conquistado riquezas, gloria y fama, entre otras cosas, sin obedecer a Dios, Además agrega “ni escojas ninguno de sus caminos”, quiere decir, no hagas lo que él hace. El hombre injusto hace cosas aberrantes a los ojos de Dios como no diezmar, no ofrendar no consultar, ni pedir orientación al creador. Michael Jackson era una persona muy importante para el mundo, sin embargo, para Dios, no era NADIE. Muchos lo admiraban sin embargo Dios no pensaba lo mismo. Muchos darían la vida por ser como él, sin embargo, Dios no aconseja seguir esos caminos.

79 - Amar y obedecer



En el Salmo 18 versículo 1 David dice "te amo, Señor...".

Amar a Dios es un sentimiento de admiración y atracción hacia Dios. Es -a la misma vez- un fruto que viene por una buena relación con el creador. Nadie puede decir que verdaderamente ama a Dios si antes no aprendió a obedecerle. Cuando se obedece a Dios necesariamente se producen cambios en el interior del ser humano. Uno de ellos es la presencia de amor hacia Dios. Ese gusto y placer por las cosas de Dios es un don celestial que es derramado por su Espíritu en el corazón de aquellas personas que han aprendido a someterse a su voluntad. David era siervo de Dios, por tanto le obedecía. En consecuencia tenía derecho a "sentir el amor de Dios". Por eso es que en su corazón existía esa experiencia de aprecio por todo lo que Dios representa. Por eso es que el amor de David hacia Dios era verdadero, ya que además de haber sentimiento, había también obediencia. El Señor Jesús dijo cuando todavía era carne en este mundo "el que verdaderamente me ama me obedece". Amar a Dios no significa obedecerlo. Ya que amar y obedecer son cosas distintas. Una se refiere a un sentimiento y la otra a una actitud(hacer, no hacer, dar,etc..). Pero Jesús no se equivocó cuando dijo "el que verdaderamente me ama me obedece" porque el sentimiento de amor hacia Dios se tiene en el corazón cuando se obedece de verdad. No hay forma de sentir amor hacia Dios si es que antes no se aprendió a obedecerle. Ya que el Espíritu Santo sólo derrama amor cuando el corazón del fiel es puro y para tener esa pureza primero hay que obedecer...¿Se entiende?...

78 - El que siembra, cosecha(si obedece a Dios)

Isaías 65 vers. 21
"Edificarán casas y morarán en ellas; plantarán viñas y comerán el fruto de ellas. No edificarán para que otro habite ni plantarán para que otro coma... Vers. 23 No trabajarán en vano...porque son linaje bendito del Señor"

Esta es otra promesa de Dios que todavía sigue vigente(hay algunas que no porque ya se cumplieron como la venida del hijo de Dios). Dios promete a su pueblo que los bendecirá haciendo que cosechen lo bueno que siembren, asegurando que no trabajarán en vano. Esta promesa Dios la hizo porque en aquella época -en la que fue dicha- el pueblo de Israel sembraba, pero no cosechaba. O si cosechaba no disfrutaba de los frutos de su trabajo. En la historia de Gedeón se puede ver claramente un ejemplo de esto cuando el diablo usando a sus siervos robaba todo lo que los isrealistas habían sembrado con tanto trabajo y esfuerzo. Y Dios sabía de esto. Por eso es que prometió a su pueblo que ese tipo de hechos no ocurría más. Pero exigió una condición. Fíjense que el versículo 23 -citado arriba- dice "porque son linaje bendito del Señor". Dios en esas palabras explica porqué es que va a evitar que los robos, saqueos etc -que sufría Israel- no sucedan más. Él habla de "linaje bendito del Señor". ¿Qué quiere decir eso?. Quiere decir hijos de Dios. Ahí está la clave de lo que lo Isrealistas debían hacer para que la promesa que Dios habló se cumpla. Tenían que ser hijos de Dios. Y eso se logra sólo con la obediencia. Eso a su vez significa que el pueblo sufría porque no obedecía las ordenes del creador.
Esta promesa también se aplica hoy en día, es decir, sigue vigente. Así como Dios prometió bendecir al pueblo de Isreal evitando que le roben las cosechas, o que otros disfruten de su trabajo, Dios también promete para los seres humanos de hoy, que hará lo mismo, siempre y cuando lo obedezcan. Dios permite que esta promesa se aplique a estos días porque la maldición por la desobediencia a su palabra también sigue vigente. El diablo sigue metiéndose en la vida de las personas haciendo que no cosechen lo que sembraron o si es que deja que cosechen no permiten que disfruten de ese trabajo. Esto se ve mucho en la vida sentimental. Muchas mujeres se enamoran de alguien, se ponen de novias, se comprometen y después de tantos años de noviazgo no logran casarse, porque sus novios se arrepintieron a lo ultimo, del matrimonio. Es decir las dejaron plantadas en el altar con fiesta programada inclusive. ¿Piensan ustedes que eso es normal?. Además después de un tiempo se enteran de que sus ex parejas se casaron con otras mujeres a pocos meses de conocerse. ¿Es justo?... NO!!!! no es justo, pero están bajo maldición y Dios ve esto, pero si no lo obedecen, no puede hacer NADA. Esas mujeres sembraron y no cosecharon... Alguien usado por el diablo les robó el fruto de su esfuerzo. También se ve esto en la vida profesional. Muchas personas se esfuerzan por recibirse de alguna carrera y después de lograrlo no consiguen trabajo de lo que estudiaron. Por eso es que tienen que trabajar de otra cosa, que además de no ser su profesión, no les gusta... ¿Es justo eso?....NO!!!. Dios ve, pero como no le obedecen no puede hacer NADA. Más, para los que si lo obedecen estas maldiciones no ocurrirán. El diablo intentará tocar la cosecha de los hijos de Dios(trabajo, posición social económica, pareja, empresa, etc..) pero si hay obediencia no podrá hacerlo. La obediencia es la clave para lograr el cumplimiento de las promesas divinas.

viernes, 10 de septiembre de 2010

77 - Los problemas de Dios 2

Cuando paso a depender de Dios total y completamente todos mis problemas automáticamente quedan en sus manos, lo que quiere decir que todo lo que tenga que enfrentar de ahí en más va a correr por cuenta de Dios. Dios quiere resolver los problemas de la gente, pero para poder cumplir con ese fin necesita entrega. Si me entrego a Dios de la manera que a él le agrada sin duda alguna todos mis problemas serán resueltos. Quizás el tiempo que tenga que esperar no sea corto, ni el camino a seguir fácil, pero serán resueltos. Abraham tuvo que esperar muchos años hasta que pudo ver a su hijo Isac nacer. Dios le había prometido que le daría descendencia a una edad avanzada con una mujer estéril que no estaba en condiciones de quedar embarazada también a causa de su edad. Aun así la promesa se cumplió. Eso pasó porque Abraham se entregó a Dios y mantuvo esa entrega hasta el día de su muerte. Muchas personas no logran ver la solución de sus problemas porque no esperan en Dios. Se apresuran en la fe. Quieren que todo se cumpla como por arte de magia, de un día para otro. Y la fe no es magia. Tiene su proceso y tiempo. Es como la cosecha, no puede existir fruto si nunca se plantó una semilla y si se plantó pero no se la regó ni cuidó tampoco se puede esperar buenos resultados. Para cosechar primero hay que sembrar y toda siembra lleva su tiempo. Por eso hay que esperar, tener paciencia y perseverancia en el uso de la fe dirigida por el Espiritu Santo hasta que Dios resuelva todos los problemas. En el mundo de la fe las soluciones mágicas no existen...

76 - Dos pensamientos

Hageo 1 Vers. 1
En el año segundo del rey Darío, en el mes sexto, en el primer día del mes, vino palabra del Señor por medio del profeta Hageo a Zorobabel hijo de Salatiel, gobernador de Judá, y a Josué hijo de Josadac, sumo sacerdote, diciendo: Así ha hablado el Señor de los ejércitos, diciendo: Este pueblo dice: No ha llegado aún el tiempo, el tiempo de que la casa del Señor sea reedificada.
Entonces vino palabra de Jehová por medio del profeta Hageo, diciendo: ¿Es para vosotros tiempo, para vosotros, de habitar en vuestras casas artesonadas, y esta casa está desierta? Pues así ha dicho el Señor de los ejércitos: Meditad bien sobre vuestros caminos.

El pueblo de Isreal tenía un problema, la casa de Dios estaba destruida. Pero no hacían nada para reedificarla, porque pensaban que no era tiempo de comenzar a trabajar en eso. En fin, dedicaban su tiempo en hacer otras cosas. El problema de este pensamiento era que no estaba acorde con lo que el Señor pensaba. Para Dios si era el momento justo de comenzar a reedificar el templo. Noten que en esta historia hay dos tipos de pensamientos, el de Dios y el del pueblo. Y los dos eran contrarios. Uno dice "no hay que reedificar el templo" y el otro "ya es tiempo de reedificar el templo". ¿Cual creen ustedes que es el correcto?... Si el pueblo dice ser parte del reino de Dios necesariamente el que tiene razón es Dios, sin embargo si dice ser parte del reino de Dios pero en realidad su Dios es su propia voluntad, es el pueblo el que tiene la razón. Dios dió la capacidad al hombre de pensar, pero lo hizo con la intención de que ese pensamiento no se aparte de sus consejos y orientaciones divinas. Si el hombre piensa en forma contraria a Dios, lamentablemente no es de él. Por eso es que se hace importante(si se quiere formar parte del reino de Dios) buscar la orientación de Dios antes de actuar y vigilar constantemente lo que se está haciendo para no equivocarse de pensamiento. Haciendo así se logra unificar el pensamiento humano con el del creador...

jueves, 9 de septiembre de 2010

75 - Confianza

Salmos 115 Vers. 9
"Israel, confía en el Señor"

La persona que desea obedecer a Dios tiene que saber que uno de los requisitos de la vida cristiana es el de la "confianza". Dios no sólo exige como ofrenda a sus hijos diezmos, ayunos, perseverancia, paciencia, también pide confianza. Tanto los diezmos, ayunos y todo lo que mencioné más arriba y que Dios pide es un sacrificio y por eso es que duele. Cuando se da dinero para colaborar con la obra de Dios -siempre y cuando Dios lo haya pedido- hay dolor. Porque Dios cuando pide no quiere limosna, tampoco ahorca, pero si pide, pide con ganas y con fe, es decir, lo mejor. Entonces inevitablemente hay dolor. Un dolor que con el tiempo se transformará en gozo, ya que el que da recibe. Ese dolor viene porque ese dinero muchas veces quería utilizarse para otras cosas como por ejemplo cubrir gastos, viajar, comprar alguna cosa, etc..
Así también pasa cuando Dios pide confianza. Hay por supuesto dolor en eso, ya que cuando Dios dice, "confíen en mi" es porque "la cosa está brava", es decir, las condiciones que se atraviesa son a los ojos humanos totalmente adversas, entonces, él avisa que no se debe hacer caso a las apariencias sino a lo que él está diciendo. La idea de Dios es que no se pierda la fe en él. Abraham tuvo que hacer sacrificio de confianza para Dios. Dios le había prometido que sería padre de Isac cuando su mujer era estéril y de edad avanzada, eso sin contar que Abraham ya estaba viejo. Aun así, Abrahan creyó en Dios y espero que cumpla con su promesa...Eso es confianza. Dios a sus hijos le pide muchas cosas y entre ellas se encuentra la confianza...