viernes, 27 de agosto de 2010

58 - El truco para mantenerse fiel a Dios



David enseña en el salmo 19 versículo 12 el truco para mantenerse fiel a Dios. "¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. Preserva también a tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí; entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión".

David sabía que hacer la voluntad de Dios no era nada fácil y que por eso sólo pidiendo su ayuda es que lo podría lograr. Por eso es que oraba contra sí mismo y se trataba delante de Dios como si fuera su peor enemigo. Por eso es que pudo mantenerse fiel hasta el día de su muerte. Esto que pensaba David también se sigue aplicando hoy. Nadie -por más bueno que diga ser- puede hacer la voluntad de Dios por cuenta propia (sin la ayuda de Dios). Por eso es necesario invocar su nombre con el fin de que nos ayude a hacer su voluntad en la tierra (Verhttp://martinsanchezespiritual.blogspot.com/2010/08/nada-pueden-hacer-sin-mi.html). Este tiene que ser el mayor pedido de todo cristiano, lo más importante, ya que haciendo la voluntad de Dios es que se obtienen todas las cosas. Además debe ser una oración que se realice con perseverancia, durante toda la vida.

Es importante aclarar que los pecados de David pudieron ser evitados si es que él contaba con la oración de una mujer de Dios. Si alguna de sus esposas hubiera sido de Dios le hubiese salvado de pecar. Por eso es que Salomón decía que era desdichado aquel hombre de Dios que andaba sólo porque si caía en la fe no tenía quien pudiera levantare. Si David hubiera tenido al lado una verdadera mujer de Dios esta le hubiese ayudado con su oración y todo pecado se habría evitado. Porque la mujer de Dios iba a decir algo así "Dios, que se haga tu voluntad en mi vida y en la VIDA DE MI ESPOSO, no permitas que hagamos lo que no te agrada". Esa oración hubiese salvado al rey de pecar. Por eso es importante tener una compañera o compañero que realmente haya nacido de nuevo. Cuando el rey hubiese sido tentando para pecar Dios hubiese intervenido y evitado que haga lo malo, por la oración de su esposa. "El que pide recibe", dice la biblia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario