viernes, 31 de diciembre de 2010

Ser llamado por Dios

El mensaje que voy a publicar a continuación proviene de la página de "Nanda Becerra". Lo escogí para demostrar que no soy el único que piensa que para ser pastor o obrero primero hay que ser llamado. Incluso en los casos en que se tengan muchas ganas de servir y hasta se esté liberado. Por eso es que si no hay llamado de Dios para el servicio en la obra no se tiene que entrar en ella. 
En las iglesias no siempre se explica esto de que "para trabajar en la obra como autoridad espiritual(de obrero para arriba, no incluye a los evangelistas) tiene que haber un llamado". Lo que generalmente se enseña es que "si se tiene el Espíritu Santo ya es suficiente para servir". Eso es un error. Ya que además de tener Espíritu Santo hay que desear servir en la iglesia, haber nacido de nuevo y ser "llamado por Dios". Noten que son 4 los requisitos para la obra, tener Espíritu Santo, haber nacido de nuevo,  querer servir en la iglesia y ser llamado. Hay mucha gente que entró a la obra solo con el bautismo del Espíritu Santo y el deseo de servir. Por supuesto que sus ministerios son  "un desastre".  
La semana pasada el obispo Macedo emitió un comunicado en su blog personal en el cual aclaraba que "el nuevo nacimiento y el bautismo con Espíritu Santo son cosas totalmente distintas". Es por eso que hay muchas personas que aun teniendo Espíritu Santo dentro de su cuerpo viven una vida "desastrosa". Dios necesita para  que una persona nazca de nuevo que primero esté bautizada con su espíritu. Pero mucho gente cree que cuando Dios bautiza a alguien significa que ya nació de nuevo. Eso no es así. Para que tengan una idea de la diferencia entre uno y otro temporalmente hablando les voy a comentar lo siguiente. Si yo soy bautizado hoy con el Espíritu de Dios el nuevo nacimiento(si es que lo busco claro) lo voy a tener recién dentro de 1 año o más. ¿Me entienden?. Aunque no lo crean en nuestras iglesias tenemos obreros que fueron levantados a la obra a días de ser bautizados con Espíritu Santo. ¿Y el nuevo nacimiento?...Ni hablar del "llamado" porque Dios no va a colocar de obrero a alguien que no nació de nuevo. Pero como no se le consulta antes de actuar se cometen ese tipo de errores. Pero ustedes ya saben no es lo mismo nacer de nuevo que recibir el bautismo con Espíritu Santo. Además de la diferencia temporal que les señalé también hay una diferencia sustancial. En nacido de nuevo es otra criatura distinta a la que era antes. En cambio el bautizado con Espíritu Santo no cambio del todo por dentro, sigue siendo igual con la diferencia de que ahora tiene algunos "dones" espirituales como "entendimiento claro del mundo espiritual", "habla en lenguas", entre otras.
Una aclaración más sobre este tema, mucha gente podría pensar de que si es "bueno por dentro" no hace falta nacer de nuevo. Y por eso en esos casos con el ser bautizado por Dios, más el deseo de servir, alcanza para entrar a la obra, pero no eso no es verdad. Por más que una persona sea "buenísima de carácter" y "excelente ser humano" tanto como "la madre Teresa de Calcuta" no es nacida de nuevo para Dios. Ser bueno "humanamente hablando" no quiere significar nuevo nacimiento. El nuevo nacimiento no solo implica dejar "vicios y pecados" también abarca un cambio interior por que Dios da un nuevo "pensamiento" y un nuevo "corazón". El ser humano por más bueno que sea no puede por si solo tener la mente de Cristo ni tampoco un corazón sometido a Dios. ¿Me entienden?. Si o si se tiene que pasar por el "proceso" espiritual que lleva al nuevo nacimiento. Aunque la persona no fume, no tome, no sea envidiosa ni rencoroza, igual no posee una mente y corazón sometido a Dios. Tendrá -en esos casos- a lo sumo un "buen carácter humano" pero no poseerá un carácter divino. Y por tanto no es de Dios todavía. Eso lo enseño porque no todo el que está en la Iglesia Universal vino por problemas de carácter o de vicios, muchas personas llegaron a dicha institución por un inconveniente de salud, pero por dentro son buenas personas. Aun así tienen que buscar su nuevo nacimiento. 
Por ultimo quiero destacar que la voluntad de Dios no solo existe en los casos en que se quiera entrar en la obra para servirlo ahí. Todo lo contrario abarca todas las areas de la vida. Por eso se tiene que tener el mismo temor y cuidado que se posee(para los que lo poseen) antes de decidir entrar o no a la obra para hacer todo tipo de cosas en la vida. Como por ejemplo elegir una carrera o una persona para casarse, un trabajo a realizar, participar de una Campaña de Israel o no, etc.. Mucha gente se preocupa en consultar a Dios solo en determinadas situaciones pero no en otras. Por eso sin darse cuenta se van apartando de los "caminos de Dios". Como hay un plan trazado para cada siervo siempre se tiene que consultar a Dios antes de tomar decisiones tanto las importantes como las pequeñas. Ya que cualquier cosas que se haga puede perjudicar el cumplimiento de los sueños que Dios tiene para uno. Y si se perjudican los planes de Dios se peca y como consecuencia la fe disminuye, hay "enfriamiento en la fe", hay sentimiento de "cansancio espiritual", etc..

Atrio o Altar



“Yo quiero servir en Altar”
Muchos de los mails que recibo poseen esta pequeña frase.
Ahora vamos a razonar juntas lo que está mal en ella, ok?
Cuando tienes a una persona trabajando en tu casa, ¿quién dice y escoge aquello que va a hacer? ¿Tú o ella?
Tú le diste trabajo a esta persona para servirte, ¿correcto?
Entonces, tú dices qué es lo que ella va a hacer cada día de la semana, donde va a limpiar, la ropa que va a planchar. Si va a cocinar, tú dices lo que ella debe cocinar, y así sigue…
Ahora vamos a hacer de cuenta que tú eres una empleada doméstica.
Entonces llegas a trabajar y le dices a tu patrona “Mire Doña Fulana, hoy no quiero planchar, quiero sentarme en el sofá y mirar TV!”
Gente, la cara de la doña fulana sería muy graciosa, porque jamás esperaría una actitud así!! Pero a ella no le iba a causar mucha gracia y probablemente te podría de patitas en la calle…
El punto es el siguiente… Amigas, quien quiere servir, principalmente a Dios, no elige dónde servir, está siempre lista para hacer lo que Dios mande…
La obra de Dios no es como una profesión que escoges hacer, es un llamado.
Otro día una joven me escribió: “Dejé de estudiar, pues quiero servir en altar y estoy esperando ser llamada”
Le dije que me parecía un error! Piensen conmigo:
¿Imaginen si ella no es llamada? ¡Dejó de estudiar! Está “parada” en el tiempo, esperando… ¿Y hasta cuándo va esperar?
Puedo verla, mucho tiempo después, frustrada, desanimada y volviéndose en contra de Dios y la iglesia!!
Y hay más!!!
Quiere decir que para conquistar en el mundo, estudias, pero para Dios, para hacer Su obra, no precisas hacer nada, no precisar desarrollar tu mente???!!!
No estoy diciendo que tener estudio es un requisito para hacer la obra de Dios, ¡de ninguna manera!
Tenemos muchos hombres y mujeres de Dios que no tienen ningún estudio y están venciendo y en la fe, pero no fue una elección de ellos!
La obra de Dios es maravillosa y muy versátil también!
Miren, desde que estoy haciendo la obra de Dios, ya hice de todo un poco… Limpiar baños, limpiar iglesias, di clases de inglés, conduje un programa de televisión, programas de radio, consejera, trabajé y aún trabajo en las oficinas haciendo la contabilidad y otras cosas, hacemos visitas en hospitales, asilos, orfanatos y casas, ayudo a mi marido en la corrección de diarios y folletos que preparamos, escribo en este blog!
Lo voy a dejar por aquí, pero todavía hay mucho más!!!
Y tú aún crees que no debes hacer nada? Desarrollar tu mente, no ayudaría???
Mientras no eres elegida, todo lo que inviertas en ti misma, cuando vinieres para el altar (si vinieres), aquello va a ser aprovechado y multiplicado!! Tú vas a poder ayudar mucho más!!
El “deseo” de hacer la obra en el altar puede existir en tu corazón, pero el poder y el realizar pertenecen al Señor… ¡Él escoge, Él llama!
Vive una vida que glorifique Su nombre y cuando el llamado venga, tendrás algo que sacrificar…
Tu deseo tiene que ser servir, en donde tu Señor elija.
Atrio o altar, la elección es de Él, no nuestra

jueves, 30 de diciembre de 2010

Lo ultimo que Dios

Cada vez que voy al Monte Sinaí con un grupo de pastores, Dios nos habla en ese lugar. Cuando digo que Él habla a nosotros, no quiero decir que escuchamos una voz. Él habla en espíritu: de Su Espíritu a nuestro espíritu. Nos hace entender Su voluntad, nos da una dirección clara para nuestras vidas, algo que podemos comenzar a hacer cuando bajemos de la montaña.
En las semanas antes de nuestra subida, el Espíritu Santo nos mostró la necesidad de tener nuestros sueños alineados con los sueños de Dios.
Obispo Renato Cardozo
(comunicado publicado por Internet. Está recortado. El recorte es mio y lo hice con la finalidad de dejar bien en claro que una cosa en luchar con el poder de Dios para hacer realidad "mis sueños personales" y otra muy distinta es luchar para hacer realidad los "sueños que Dios tiene para mi". ¿Se entiende?. Y como siempre lo digo en este blog los sueños de Dios no siempre coinciden con los sueños de sus siervos. Por eso es esencial la consulta a Dios para saber si por lo que se está luchando es realmente parte del sueño que el creador tiene para uno o directamente es todo lo contrario).

Hermoso testimonio 2

Me pongo a pensar en este el mensaje que voy a publicar y la verdad es que tiene razón la persona que lo escribió. A mi me pasa que cuando veo a una persona exitosa en el "mundo de la fe" pienso muchas veces que no le constó nada llegar a ese lugar. Como si para esa persona en particular todo lo que conquistó le ha sido fácil de conseguir. Pero no es así. 
Es cierto que de la buena relación con Dios salen buenos resultados. Y que muchas veces conocer mejor a Dios implica apartarse del mundo que nos rodea. Sin ir muy lejos para escribir este blog yo tengo que alejarme de todo. Hay veces que paso horas y horas pensando en "ideas e inspiraciones" que Dios me dió tratando de entender cual es la mejor forma de explicar ciertas cosas que deseo publicar. Y después de mucho tiempo de "pensar y pensar" es que me pongo a redactar mis notas. Es todo un proceso. Y no es fácil ya que apartarse de todo para dedicarse a "pensar que escribir" cuesta...Aun así y como ese acto es guiado por Dios todo me termina saliendo bien. La gente que me conoce y que es de Dios queda admirada por los conocimientos espirituales que poseo y por la forma en que los explico, pero si supieran lo que cuesta conseguirlos....
Extraído de:
http://eldiariodelaesposadepastor.blogspot.com/search/label/La%20obra%20y%20usted

Porque el recibe y yo no?

Estaba leyendo un pasaje y decidí compartir lo que Dios hablo conmigo:
“Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha,
para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.” Mateo 6:3

A veces vemos personas que quedan indignadas porque su colega recibe algo y el no, juzga la vida del otro diciendo que el no paso ninguna dificultad o “ ¡ ¿ fulano es peor que yo, como el tiene y yo no?!

La verdad es que Dios no ve como el hombre ve, el hombre ve lo que parece ser, Dios ve lo que realmente es. ¿ Como vamos a saber si fulano o ciclano ha hecho para Dios o mas, lo que ha sido para Dios, quien pensamos que somos para juzgar al otro? ¿ Para creer que sabemos lo que el otro debe recibir de Dios o no?

La explicación esta en la Palabra del Señor que dijo que recompensaría en PUBLICO, aquello que alguien hiciera en secreto, o sea, en secreto quiere decir que nadie vio, pero la recompensa vino en publico y ahí esta la explicación para aquellos que no entienden y que deberían estar preocupados en ser aprobados por Dios y no preocupados con la vida de los otros.

¡ Que Dios los bendiga!


Gabriela Coimbra
Porto Alegre - Rio Grande do Sul, Brasil

Hermoso testimonio

A continuación un testimonio excelente y motivador del poder de Dios. Publicar este tipo de mensajes es algo que realmente nutre la fe de los hijos de Dios. Es mucho mejor enseñar este tipo de notas que andar mostrando historias de personas que alcanzaron "grandes" cosas sin la ayuda de Dios. Lo último es "carne". ¿De qué me sirve oír la historia de un paralitico que ahora corre maratones gracias al poder de su propia "inteligencia" y "fuerza de voluntad"?. ¿Dónde está el poder de Dios en ese caso?. ¿No es acaso el Señor quien nos enseña a depender de él por sobre todas las cosas? ¿Por qué entonces voy a estar enseñando en una iglesia como ejemplo que se puede conquistar sin Dios?...Esta crítica va para pastores y obispos que con el fin de ayudar al pueblo lo alientan a hacer el mal enseñando ejemplos de ese tipo(de personas que conquistaron sin la ayuda de Dios). ¿Qué aprende un cristiano con ver en la iglesia y enseñados por líderes que otras personas conquistan cosas grandes sin la ayuda de Dios?. ¿Saben que aprende?. Aprende a confiar solo en sí mismo y en su propia inteligencia y fuerza de voluntad y no en Dios. Eso aprende. En cambio si se le muestra un mensaje como el que van a leer realmente la situación cambia. Por qué el mensaje que escogí muestra cómo se puede salir adelante sin condiciones y dependiendo del poder de Dios, que es algo que él desea, que "dependamos de él" y no de nuestra propia inteligencia y voluntad.
Las autoridades espirituales tienen el deber de "alimentar" al pueblo de Dios con buena "comida espiritual" Y si lo que se predica va en contra de Dios, ¿estará bien esto?. Claro que no. Por eso es que tienen que prensar atención a la comida espiritual que dan de comer al pueblo que por voluntad divina "está a su cargo".
Voy a hacer una crítica más al testimonio para que ustedes no se pierdan en el camino de la fe. Este señor es nuevo en la Iglesia (según lo que cuenta el testimonio que van a leer) por eso es comprensible de que su preocupación principal haya pasado por otra cosa que no es el hacer la voluntad de Dios para que el sueño que este tenga en su corazón se realice. Esta persona -como lo van a leer- uso la fe para solucionar un problema que él tenía, que era económico. Y Dios lo ayudó. Pero -como ya lo saben por leer este blog- Dios también tiene un problema que es que esta persona no está -al momento de dar este testimonio- alineado a sus sueños. Solo usa su poder para salir de algunos inconvenientes. Dios entonces lo ayuda pero con la intención de que poco a poco se dé cuenta de que el creador no lo llamó para eso principalmente. Sino para que un sueño que él tiene se haga realidad. Este señor descubrirá a medida que crezca en la fe que Dios ya planifico su futuro y su vida y que espera que deje de usar la fe para solucionar problemas personales y así la utilice para arreglar el inconveniente que tiene Dios con ella(porque no se enmarcó todavía en los sueños divinos). ¿Me entienden?.
A tres cosas quiero que le presten atención del testimonio a) cómo Dios le abrió una puerta a este señor de la nada, b) como el señor aprovechó la oportunidad que Dios le dio, c) la sabiduría espiritual del que escribió la nota, principalmente por lo que dice al final.  "Participe de nuestros servicios de lunes para que ore por la sabiduría de Dios, la orientación y para encontrar las puertas que Él quiere abrirle." Muchas personas no entienden eso, que Dios es el que elige que debemos y no hacer de nuestras vidas y dentro de ese genero cuales son las puertas por las que debemos pasar y por cuales no. El sueño de él para cada uno está marcado, quien lo quiere hacer realidad bien, quien no, paciencia...

Sueñe Grande

Dios capacita a los no calificados y los hace expertos
estradas
"Me daba vergüenza y sentía asco en vivir de esta manera", dice Eugenio Estrada. Él y su esposa Blanca había estado sobreviviendo con trabajos ocasionales, luchaban por lograr una vida en su viejo remolque maltratado sin dinero y sin electricidad e iban a la cama con hambre. Seis meses de desempleo les había hundido profundamente en la pobreza.
Mantenían todas las noches las preocupaciones y los temores de dónde vendría su próxima comida. Ambos eran muy trabajadores y dispuestos a ganarse la vida honradamente, pero no se abrían las puertas para ninguno de ellos.
A pesar de que los Estrada creían en Dios, se dieron cuenta de que no estaban plenamente confiando en Él. Esta vez pondrían su vida entera a sus pies y renunciarían a todo por Él. Ellos habían estado participando en las reuniones de la Iglesia Universal y sabían que Dios podía cambiar sus vidas al igual que lo había hecho en otros. Así que Eugenio decidió hacer un voto con Dios durante el Desafío de Israel por su vida financiera y en vez de quedarse con lo poco que tenía, lanzó todo en las manos de Dios. Blanca se unió a él en esa fe, y cuando su solicitud fue llevada a la Tierra Santa esperaban con la garantía de que Dios se manifestaría en su vida.
fixingmachine
Un día Eugenio encontró una cortadora de césped entre los electrodomésticos rotos, y decidió tratar de arreglarla. Nunca había trabajado en una antes, y no tenía ningún manual que seguir, pero su curiosidad y la fe le llevó a hacerlo. Sorprendentemente, fue capaz de arreglarla, y una idea surgió en su cabeza: "¡Eugenio, esto es lo que necesitas hacer!" Eugenio sabía que era Dios hablándole, y sin ninguna experiencia, puso un letrero de reparación de cortadoras de césped por encima de su trailer”.
Al día siguiente, su primer cliente llegó con un trabajo de reparación. Eugenio tomó toda la máquina, echó las docenas de piezas en el suelo y oró para que Dios le diera la sabiduría necesaria para ponerlas de nuevo juntas. "Hablé con Dios y le dije, que me ayudara si esto era lo que Él quería que yo hiciera." Milagrosamente fue capaz de volver a montarla a la perfección y solucionar el problema e hizo su primeros dólares. La reputación de Eugenio se propagó a través de la vecindad, y su negocio ya estaba en marcha. Un amigo trajo algunos manuales para arreglarlas, y se dio cuenta que no había ninguna máquina que no pudiera arreglar.
Pronto consiguió su casa y la propiedad era demasiado pequeña para su negocio, así que empezó a buscar un lugar más grande. Con las ganancias de su negocio en expansión, Eugenio y Blanca compraron una casa con un gran espacio para un taller. En 3 meses los Estrada arreglaron más de 500 cortadoras de césped, y sin ninguna queja en relación a su trabajo.
Eugenio y Blanca ven que su negocio está creciendo más, no sólo haciendo reparaciones, sino también vendiendo cortadoras nuevas. Junto con su nueva casa, han podido comprar dos vehículos nuevos y vivir en la comodidad que su fe y el trabajo duro les ha ganado.
Eugenio no tenía ningún conocimiento o experiencia, pero Dios le permitió desarrollar una habilidad que dio vida a su situación financiera. Si usted siente que no tiene talentos o habilidades, si usted está desempleado, o cansado de que sus finanzas no vayan adelante, Dios tiene grandes cosas para usted si aprende a confiar en Él y aprovecha las oportunidades que Él le proporciona.
Participe de nuestros servicios de lunes para que ore por la sabiduría de Dios, la orientación y para encontrar las puertas que Él quiere abrirle.
Extraído de:

sábado, 18 de diciembre de 2010

Malos pastores 5


Las malas enseñanzas tienen como resultado malas consecuencias. Enseñar mal es como plantar una semilla del diablo en la mente del fiel y que por tanto tarde o temprano se manifestará las consecuencias de ese acto. Muchas veces las malas doctrinas tienen su causa en las malas intenciones de los líderes espirituales pero en otras ocasiones y aunque parezca contradictorio la causa no está en las malas intenciones sino falta de sabiduría. La ausencia de conocimientos sobre cómo hacer para llevarse bien con Dios es un problema que afecta a muchos líderes que quieren hacer la voluntad del creador. En esta nota se van a describir algunas malas enseñanzas y sus consecuencias en los fieles.


- Lideres que enseñan que Dios vino para cumplir con todos los sueños de sus fieles. Aunque la biblia en algún pasaje pueda hacer pensar eso no tiene que tomarse tal o cual palabra en sentido estricto. Para Dios "todo es posible" pero eso no quiere decir que todo lo que una persona desee este se lo dará. Esto se debe a que Dios también tiene deseos y espera que la persona que quiera seguirlo renuncie a su vida para vivir la vida que él planeó para ese fiel. Y en los "planes de Dios" puede que muchos sueños que el fiel tenga y que desea cumplir no estén enmarcados, lo que a su vez quiere decir que no se van a hacer realidad dichos sueños. Por ejemplo el fiel quiere usar el poder de Dios para prosperar y Dios quiere que su poder lo use para entrar a la obra como pastor. Se puede notar en ese caso que son deseos distintos el de Dios y el del fiel. El fiel tendrá que elegir entre hacer realidad su sueño de prosperar o el de Dios. La consecuencia de esta mala enseñanza "de que Dios dará todo lo que se le pida" es que hace que el fiel sea caprichoso en la fe. Entonces cuando ve algo que le gustaría tener ya prácticamente se pone en marca para hacer una Campaña o propósito similar para que Dios le responda, sin importarle si es que eso que se desea está dentro de los planes de Dios. 

- Lideres que enseñan que la Campaña de Israel es la solución a todos los problemas cuando en realidad la solución a todo está en la obediencia. En muchos artículos publicados por las iglesias se exalta a las Campañas de Israel como si fueran "lo único que Dios pide" para bendecir. Con dichos artículos la gente cree erróneamente que si da dinero, hace ayuno, etc, es decir participa su vida cambiará y eso no es verdad. Lo que realmente cambia la vida de uno es la obediencia. Y dentro de ese género si bien se encuentra el sacrificio de Campaña este solo una parte, lo que quiere decir que además de sacrificar se deberán hacer otras cosas más para ser bendecido. La bendición en las Campañas en realidad viene dada porque es parte de la obediencia y como es parte no se tiene que poner el corazón en ella “exaltándola demás”, sino todo lo contrario, y sin dejar de valorarla se tiene que poner acento en la obediencia. Con esto no se quiere decir que no se deba hacer Campañas, todo lo contrario, como es parte de la obediencia a Dios se la tiene que hacer si es que este lo requiere, pero no se debe confundir las cosas, no es lo mismo decir "mi vida cambio desde que aprendí a obedecer a Dios" que "mi vida cambio desde que participe en una Campaña", salvo ciertas situaciones como por ejemplo sanidad en las cuales la Campaña es central. Una persona no puede decir "mi vida cambio desde que puse 300 o más pesos en el Altar". Eso no cambia la vida, lo que realmente hace un giro es la obediencia a Dios. Lo que más agrada a Dios no es que le entreguen dinero, hagan ayuno, etc sino que le obedezcan pero claro que dentro de la obediencia también está el sacrificio. Las personas que no distinguen entre "sacrificio" y "obediencia en el sacrificio" jamás alcanzaran la salvación eterna. Ya que cuando tengan un problema pensarán que la solución es una Campaña y no en la obediencia a Dios en la ofrenda y en otros aspectos.

_ Líderes que orientan al pueblo de Dios a luchar por cumplir todos los deseos que los hijos de Dios tienen. Esto está mal ya que le gente pasa a creer que Dios es un proveedor de soluciones para problemas y deseos personales y no es así. Si bien es cierto que cambia la vida de las personas y concede ciertos deseos lo hace no solo porque se lo han pedido sino porque es su voluntad y por tanto parte de su plan para sus siervos. El líder tiene que alentar al pueblo a luchar para que los sueños de Dios se cumplan en la vida de las personas y no tanto a que estos luchen por sus propios sueños. Como se hizo notar más arriba los sueños de Dios son  distintos - salvo excepciones-a los de sus fieles. 

viernes, 17 de diciembre de 2010

Enfriamiento en la Fe y otras cuestiones

"Por falta de conocimiento mi pueblo perece"



¿Por qué hay miembros que están muchos años en las Iglesias Universales y sus vidas no cambian?

¿Por qué pastores, obreros, obreros y hasta obispos de las Iglesias Universales se enfrían en la fe y abandonan los "caminos de Dios"?

La respuesta a estas dos preguntas es muy sencilla, "falta de obediencia". En varias partes de la biblia se menciona que Dios bendice al que le obedece,  por lo  tanto si no hay obediencia no hay bendición. Si no se obedece es claro que una persona por más que sea obispo, pastor o lo que sea va a "decaer en la fe". Solo las personas que no obedecen  a Dios tienen esos problemas. Las que obedecen viven otra realidad. 

Mucha gente confunde las ideas y piensan que "estar dispuestas a obedecer" equivale a "obedecer", pero no es así. Si bien es cierto que primero y antes de poder obedecer a Dios hay que estar dispuesto eso no quiere decir que cuando se logra esa disposición a la obediencia se logre automáticamente obedecer. Son cosas distintas. Cuanta gente dice "estar entregada a Dios" y vive una vida muy mala. Y lo peor es que no hay mentira en sus palabras, verdaderamente ellas "creen" que obedecen a Dios porque están dispuestas a dar todo por Dios hasta sus propias vidas si es necesario. Muchas de esas personas son obreros, pastores y hasta obispos que más tarde o más temprano acaban dejando a Jesús. ¿Cómo se explica que estando dispuestas a todo por Jesús lo dejen después?. Es que pensaron erróneamente que por estar dispuesta a todo ya lo agradaban y no es así. Una persona no se salva por estar dispuesta a hacer la voluntad de Dios sino porque además de eso lo obedece. El problema de estas personas es que no han aprendido a obedecer a Dios y esto se debe a que no le han enseñado como hacerlo de la manera en que a él le agrada.

Muchas personas saben que hay que obedecer a Dios pero no saben “para qué´. Entonces y cuando siguen el camino de la fe no encuentran sentido a lo que hacen y acaban desviándose de los caminos de Jesús. El problema es que no les enseñaron en las iglesias que la obediencia a Dios está orientada a hacer que un plan que tiene el para cada fiel se haga realidad. Dios no pide obediencia porque si, sino porque tiene un plan que quiere realizar en el fiel. Por eso todas las fuerzas del cristiano tienen que ser empleadas para que ese plan que solo lo sabe Dios se haga realidad. Si al fiel le enseñan eso no tiene como desviarse de la fe ni tampoco como enfriarse ya que si se dispone de todo corazón a luchar con sus fuerzas para hacer realidad del plan de Dios a través de la obediencia a medida que vaya logrando obedecer, su fe aumentará y nunca bajará y además nunca podrá luchar por otra cosa solo se limitará o aceptar o directamente a no aceptar lo que Dios planeó para él. Entonces en su decisión estará en ir en pos de Dios y sus planes o hacer lo que él quiere.. Ahora si el fiel no sabe eso, de seguro empezará a luchar por realizar sus propios sueños o por los que CREE que son los que Dios quiere para él usando todas su fuerzas incluidas las de la fe. 

Las personas que se desvían de la fe o se enfrían son aquellas que no luchan por hacer realidad los sueños que Dios tiene para ellas. Y lo peor de todo es que muchas de estas están dispuestas a hacer lo que sea por Dios pero como no saben qué hacer terminan desanimando en la fe porque no ven cambios en sus vidas a pesar de tanto empeño que colocan en agradar a Dios. Están dispuestas a  todo pero por falta de sabiduría no logran hacer feliz a Dios. Esto es una contracción que a menudo ocurre en las iglesias. Pero si a esas personas sean miembros antiguos o líderes espirituales se les explica esto que vengo diciendo su vida cambiara completamente y nunca más se enfriaran en la fe o pasaran tiempo perdiendo en la iglesia sin tener bendiciones. Si a una persona que quiere seguir a Cristo se le explica que este señor ya tiene un plan para su vida, plan que es distinto al que el fiel pueda tener para sí mismo y que para hacer realidad dicho plan Jesús necesita de su ayuda, ¿será que podrá no comprender cómo es el mundo de la fe?. Esta persona seguramente entenderá lo que se le quiere enseñar y tendrá que optar por hacer realidad sus sueños o los de Dios que por supuesto son distintos a los que él tenía para sí mismo. Si acepta seguir a Jesús siempre estará buscando hacer su voluntad y luchará con todas sus fuerzas para que dicho plan que Dios tiene para él se cumpla en su vida. Esta persona siempre le pedirá a Dios como pedido principal (ya que es su objetivo principal como cristiano) “que Dios haga su voluntad en su vida, que la domine por completo, que la guie en su actuar para que dicho plan se cumpla”. El hecho de saber que hay un plan para ella y que está ideado por Dios va a hacer que nunca se pierda en sus propios sueños desviándose de los caminos de Jesús. Por lo tanto nunca se enfriará ni tampoco pasará tiempo en la iglesia sin llegar a la tierra prometida. Obedecer a Dios solo por obedecer no tiene sentido y hasta tienta a la desobediencia pero obedecer para que un plan que tiene Dios se cumpla, si tiene sentido y por eso orienta el actuar del cristiano.

Concepto de Sacrificio. Error común en las Campañas de Israel

Abraham e Isac


Concepto de sacrificio


El sacrificio es "negarse a sí mismo de algo por un determinado motivo". Negarse quiere decir privarse. Por ejemplo en los ayunos que el cristiano hace hay privación de alimentos y agua por un determinado periodo de tiempo. Eso quiere decir "negarse". Pero toda negación para que sea catalogada como sacrificio tiene que ser realizada con algún propósito, es decir algún fin. Ninguna persona se priva de cosas para nada. Es por algún motivo. Por ejemplo muchas personas se la pasan todo el año ahorrando dinero para poder ir de vacaciones en verano. En ese caso hay una "negación" de dinero pero con un objetivo, guardar plata para poder ir a disfrutar del verano en otro lugar. 

Hay que hacer notar que para privarse de algo primero debe existir la posibilidad de no privarse. Si no existe esa condición no puede haber sacrificio. Una persona que padece de una mala condición económica seguramente no podrá ahorrar dinero en el año para ir de vacaciones a Brasil. Si es "pobre" será imposible juntar dinero y ni siquiera pensará en vacacionar.

Hay que tener en cuenta también que toda "privación" de algo cuesta, molesta y hasta causa dolor en el alma. Por ejemplo privarse todo el año de ir a fiestas o de darse ciertos gustos o de limitarse en los gastos para poder ahorrar e ir de vacaciones "duele". Cuando una persona sacrifica necesariamente sufre pero como lo que se va a obtener es mayor que la negación se aguanta ese malestar. El jefe de familia que ahorra todo el año dinero para ir de vacaciones sufre por ese acto pero sabe que lo hace por un objetivo que es más importante que el dolor que siente en su alma por las privaciones que padece que es el de poder darle a su familia un tiempo de descanso en algún lugar paradisíaco en el verano.

Es de suma importancia comprender estas ideas para poder hablar del "sacrificio" CRISTIANO.

Todas estas ideas que fueron desarrolladas se aplican también a los sacrificios cristianos. El sacrificio cristiano es toda aquella negación que un hijo de Dios hace para poder obedecer a Dios, es decir para hacer todo lo que él mande. El fin de esa negación es principalmente lograr que los sueños de él (de Dios) se hagan realidad en la vida del fiel ya que consiguiendo ese objetivo Dios será feliz y es deseo de todo siervo hacer que su Señor esté alegre. Todo se hace para eso. Entonces el fiel que desea que los sueños de Dios se hagan realidad en su vida, lucha y se niega a si mismo por obedecer. Es por eso que hace ayunos para estar más en Espíritu cada vez que va a la iglesia, es por es que ofrenda,  hace cadenas de oración, perdona, deja la mala junta, etc.. Porque él sabe que obedeciendo al creador hará que los sueños de Dios se materialicen en su vida además de hacerlo feliz.

Queda claro entonces que sacrificio cristiano consiste en negarse de cosas para poder obedecer a Dios. Normalmente  ocurre en las iglesias que se enseña que es "sacrificio" ofrendar algo grande para Dios. Y dentro de esa ofrenda se encuentran: caminatas, ayunos de muchas horas y días, mucho dinero(se venden cosas, se consigue dinero prestado, etc..). Como se puede observar en ese caso (enseñanza en las iglesias) se limita en la enseñanza el "contenido" de la palabra "sacrificio". Eso no está del todo bien porque confunde a las personas. Es necesario aclarar que sacrificio cristiano es "cualquier tipo de negación" hecha con el fin de obedecer a Dios y no solo "entregar grandes cantidades de dinero, hacer muchos ayunos, etc.". 

Hay que aclarar también que el concepto de sacrificio cristiano está ligado a lograr un determinado objetivo "obedecer a Dios". Esto quiere significar que todo tipo de privación que se pueda hacer tiene que ser "mandada" por Dios, lo que su vez quiere decir que si Dios no "mandó" hacer algo, no se tiene porque hacerlo. La palabra obediencia implica una relación en la cual uno es el que manda, es decir, el que ordena, el que dice que se debe y no hacer y otro es el que obedece, el que acata la orden, el que se somete. En ese sentido nadie puede decir que está haciendo sacrificios cristianos cuando se priva de algo que Dios no pidió. Y por más que la negación sea importante como por ejemplo muchas horas de ayunos o mucha plata en ofrenda, no es sacrificio cristiano. Si Dios no pidió eso esa negación no le agrada. Por lo tanto constituye un acto de desobediencia para el creador. Es claro que Dios podrá apreciar la actitud del fiel que se "niega" de mucho con el afán de agradarlo, pero al fin y al cabo, no se logrará más que eso. Ya que para Dios no es un sacrificio verdadero "negarse de algo" que él no pidió. Por eso es que en necesario consultar siempre antes de hacer las cosas para Dios. A fin de no cometer el error de estar negándose de algo con el fin de obedecer a Dios cuando en realidad lo único que se está consiguiendo hacer es perder el tiempo. Dios es el único que puede autorizar que se haga o no un sacrificio cristiano. También es el encargado de determinar la forma del mismo.

Para Dios lo correcto es lo que él pide y como lo pide, ni más ni menos. Si se da en exceso se peca así como también sucede lo mismo si se da de menos. Si por ejemplo el fiel con la intención de agradar a Dios y no consultándolo (porque no le enseñaron o por otra causa) da una ofrenda económica, aunque esta sea grandiosa y beneficie a toda una iglesia o varias, Dios no se agrada ya que si hubiese querido lo hubiese pedido. ¿No es él acaso quien dice que cuando tengamos problemas le pedíamos ayuda?, claro que es él y también eso que él enseña se aplica para sí mismo, eso quiere decir que si necesita algo de algún siervo se lo va a pedir. 

Tampoco sé cuándo Dios pide una determinada cantidad de ofrenda se debe dar de más. El fiel debe pensar que lo que resta de sacrificio si es que le queda algo Dios lo usará para otra cosa, no es que se pierde, sino que será utilizado para otro fin distinto al de la ofrenda económica, como ser pagar cuentas, viajar, etc.. Por ejemplo si se tiene 100 pesos y Dios con la consulta muestra al fiel que necesita la mitad de ese dinero, el fiel si quiere obedecer a Dios tendrá que dar los 50 ni más ni menos de esa cantidad. Si no lo hace así peca. Y no se debe preocupar porque “le queda plata en el bolsillo” ya que ese dinero Dios lo va a usar para otra cosa que el fiel necesita y que el creador se la quiere dar. Sacrificar no es "dar todo" sino dar lo que "Dios pide", si es que pide y si pide "todo lo se que tiene" eso es lo que se debe dar. Y si no lo pide ¿para qué se va a dar?.

Error en las Campañas de Israel

En las "Campañas de Israel" por ejemplo se toma como sacrificio la entrega de grandes cantidades de dinero, más ayuno y otras negaciones para conseguir algún beneficio de Dios. Eso no es erróneo ya que dentro de la voluntad de Dios está el que sus siervos presenten dinero en el Altar de la iglesia cada tanto, o que se hagan ayunos y otras cosas más por algún pedido. El problema que se presente es que muchas veces los "líderes espirituales" confunden algunos conceptos ya aclarados en este artículo más arriba. Erróneamente piensan que:
a) la decisión de participar en una Campaña la debe tomar solo el fiel sin la ayuda ni consulta de Dios. Dios es el que decide si se debe participar o no y por más que se tenga ganas de participar y problemas que solucionar siempre se tiene que consultar a Dios sino eso que se pueda entregar en el Altar (si es que se participa) no es sacrificio porque no fue encomendando por Dios, por tanto no hay obediencia. Para obedecer primero hay que saber que Dios quiere y el hecho de que se organice una Campaña en una iglesia no quiere decir que Dios desea que todos participen. La Campaña es una oportunidad para vencer, de eso no hay duda por los testimonios que se muestran después de realizarlas, pero eso no quiere decir que se la deba hacer. Tampoco hay que pensar que porque se tengan muchos problemas necesariamente se debe hacer una Campaña. Pensar así también un error, los problemas que se pueda tener tanto los beneficios que se puedan lograr si es que se hace una Campaña solo deben ser tomados por el cristiano como indicios que lo lleven a consultar a Dios para saber qué hacer. Después de hacer esto último es el creador quien decide que camino se toma. Por todo lo anterior queda aclarado que no es sacrificio participar en una Campaña si es que Dios no lo manda.
¿Por qué Dios puede llegar a querer que sus hijos no participen de una Campaña si tantos buenos beneficios aporta?.
Sencillamente porque el dinero entre otras negaciones que se puedan hacer si es que se decide participar en ellas, puede ser utilizado por Dios para hacer otras cosas que él desea. Por ejemplo que se invierta en la compra de un negocio para contestar un pedido de prosperidad pasado que le hicieron y que les debía a sus siervos. Como ven los fieles de Dios nunca van a dejar de privarse de cosas y el dinero o lo que se pretendía dar en una Campaña no se va a perder sino que será aprovechado por Dios para hacer otra cosa. No se trata de "evadir el sacrificio" sino de hacer el sacrificio correcto. Ningún cristiano se salva de sacrificar pero lo adecuado es hacerlo cuando Dios manda. Y si no mandó, negarse a algo es un "pecado".
b) que el pedido que se haga para Dios debe ser elegido por el siervo: en este caso se aplica lo mismo que fue explicado en el apartado anterior "a)", es decir, que es Dios quien decide que se debe pedir y que no por el "sacrifico" y que para saber la opinión del creador hay que consultarle. El fiel o cualquier ser humano nunca deben elegir por si mismos lo que se debe pedir y lo que no, esa tarea es exclusiva de Dios. Muchas autoridades espirituales orientan a los hijos de Dios a "pensar" por si mismos qué es lo que pueden solicitar por sus sacrificios. Eso está mal no es la inteligencia humana la que debe actuar en este caso sino la divina a través de la consulta al creador. El hecho de que se tenga tal o cual problema o de que falte tal o cual cosa en la vida del fiel no condiciona lo que se pueda llegar a pedir. Todo ello es un indicio que debe llevar al fiel a consultar a Dios para que este decida que se debe hacer. Si no se hace así se peca..
c) que lo que se debe hacer tiene que ser pensado y decidido por el hombre sin ayuda de Dios: este es un error muy común en los líderes espirituales que por supuesto ellos también comenten y por eso orientan mal a la gente. Dios es el que decide que se debe presentar y que no. El fiel nunca puede decidir por sí mismo qué presentar ya que eso implica que se constituya como Dios y no como siervo. Muchos líderes con el afán de lograr que se entregue algo bueno para Dios orientan a las personas a dar todo lo que tienen y deja que estas en última instancia decidan que es "lo mejor". Además utilizan el "criterio del dolor" para enseñar cuando una ofrenda en mala y cuando no. "si duele" es sacrificio y si no, no lo es, dicen. Todo eso está mal. El "criterio del dolor" no enseña cual es el verdadero sacrificio y cual no, el verdadero criterio es lo que "Dios le ha mostrado a cada fiel que debe presentar". Es esto último lo que se debe buscar. Y como esto raramente se hace es que se ven en tiempo de campañas "sacrificios excesivos y escasos. Los excesivos lo hacen los que quieren agradar a Dios enserio y haciendo caso a las orden del líder y buscando conseguir la mayor ofrenda posible ya sea en ayuno, oración, dinero, etc se "pasan" en el sacrificio. Y presentan dinero en exceso, ayunos totalmente desequilibrados, etc, hasta muchos corren el riego se enfermarse por eso. Eso no agrada a Dios, el solo hecho de que no le hayan consultado ya está mal. Si le hubiesen consultado él les hubiese mostrado que no quería tanto.  Por supuesto que aprecia la actitud de sus hijos que intentan agradarlo dando lo mejor de sí pero como no le pidieron su opinión cuando debían hacerlo es que su sacrificio para Dios no es tal. En una palabra de la biblia se demuestra que Dios claramente valora “la obediencia por sobre el sacrificio” haciendo alusión a eso que vengo diciendo.  No es que por que se "entrega mucho" Dios se va a gradar sino porque se entrega lo que él quiere si es que quiere algo. Queda claro entonces que lo mejor no es lo que una persona CREE que quiere Dios sino lo que Dios QUIERE.  Y para saber qué desea hay que consultarle. No hay otra forma de saber, no se puede adivinar. Si no se hace así aunque se presente "todo lo que se tiene" no se agrada al creador y por tanto ese acto es un pecado.
Dios no le pide a todos lo mismo cuando pide
Eso es muy claro, como todos sus siervos tiene diferentes “condiciones” sería un “loco” Dios si pidiese a todos el mismo sacrificio. Por eso es que nadie puede dejar de participar en las Campañas si es que Dios lo solicita ya que si Dios pide es porque el fiel puede dar, si bien no será como la ofrenda de los otros pero será una ofrenda al fin. En el libro de “Levíticos” se manifiesta esta idea, ya que Dios había establecido  para los israelitas qué sacrificios debían entregar para él de animales cuando les tocaba hacerlos. A los ricos se les pedía más y a los pobres menos, pero se les pedía. Por eso es que se debe estar atento a lo que Dios pida, eso es lo que se tiene que dar y no más ni menos.

¿Por qué muchas personas que nunca consultaron a Dios en las Campañas como se enseña en esta nota han sido bendecidas por participar en ellas?
Dos son las razones:

-Porque la participación en la Campaña, lo que se dio tanto como lo que se pidió coincidió con lo que Dios quería. Esto de “coincidir” con lo que Dios espera no es de pura casualidad, sino en más una causalidad ya que se debe a que el pastor o líder espiritual o alguien ha hecho una oración parecida a esta “Dios hacele entender a esta persona si tiene que participar o no, qué pedido hacer y qué ofrendar”. Como “el que pide recibe” Dios contestó esa oración y el fiel que sacrificó –sin entender porque- terminó haciendo lo que Dios quería. Muchos líderes espirituales no saben que a Dios se le consulta para hacer Campañas, tanto como qué pedido hacer y qué presentar y es por eso que no enseñan eso en las reuniones de la iglesia, sin embargo hay otro grupo que haciendo lo mismo siempre por “detrás” y por la gente que tiene a su cargo hace una oración similar a la que está más arriba. Eso se debe a que no son “conscientes” de cómo actuar en Campañas de Israel de la forma en que Dios querría. 


Porque “el que da, recibe”. Si se paga el precio que se tiene que pagar para obtener un beneficio de parte de Dios lo más seguro es que se obtenga respuesta aun en los casos en que lo que se pide está en contra de la voluntad del creador. Pero –como se dijo ahí arriba- esa bendición no es un "sacrificio" es en realidad una “maldición encubierta”, ya que conquistar algo que Dios no se desea que se obtenga es un pecado.

viernes, 3 de diciembre de 2010

No copiar!!!



Todo el mundo admira a alguien este puede ser un cantante, un profesional, o amigo, etc. Por determinadas cualidades los seres humanos admiran a otros. Eso es un comportamiento absolutamente normal pero el problema se presenta cuando además de admirar el hombre trata de imitar al otro que admira de manera tan excesiva que llega a perder su propia personalidad y camino, dejando de ser lo que es para ser otro que no es y que desea ser. Esto es muy común en los jóvenes por ejemplo cuando tratan de imitar a su cantante favorito y por eso cantan, se visten y hasta hablan como él. No está mal tratar de imitar a otro en algunos aspectos pero cuando esto se vuelve una obsecion que lleva a una persona a despreciarse a si mismo queriendo ser otro que no es hay un problema. El hombre de Dios no puede dejar de admirar a otros ya que su propio interior cristiano le permite ver lo bello de las otras personas, pero es no quiere decir que tenga que cambiar para ser como ellas perdiéndose a si mismo. Dios tiene un camino para cada ser humano que es distinto en si y nadie lo puede hacer sino solo ese ser humano, es un plan único. Por eso es que el fiel solo tiene que aceptar ese camino que Dios creó para él y dedicarse a conquistar lo que Dios quiere sin tratar de modificar dicho plan a través de la imitación de otras personas. Además cada persona es diferente. Por eso es mejor valorar lo que uno es y tratar de seguir concretando el plan de Dios.

Acudir a Dios en oración



¿Qué hace una persona cuando tiene un problema?. Por supuesto que trata de solucionarlo por todos los medios posibles. Entonces recurre a su "propia inteligencia" o trata de conseguir que otro lo ayude o quizá busca otro tipo de solución.  Pero... ¿Qué hace un cristiano cuando tiene un problema?. Habla con Dios. El hijo de Dios sabe que cuando tenga tal o cual problema tiene hablar con Dios y no es porque no tenga a otro a quien recurrir sino porque sabe que es función de Dios solucionar todos los problemas que sus siervos tengan. Primero se le consulta a él y después a los demás, salvo que el problema -a simple vista- solo puede ser solucionado por una persona humana y por eso no haga falta hablar con Dios. Si a una persona le duele la muela  lo que seguro hará es ir al dentista, pero si se siente angustiado, o pasa alguna cosa sobrenatural Dios es el indicado a quien acudir. Después este orientará al fiel que hacer y que no para solucionar el problema. Ha veces la solución es simplemente ser paciente y en otras oportunidades lo que se tiene que hacer es actuar. Todo depende de lo que Dios diga. El hombre común que no conoce a Dios ni piensa en él para solucionar un problema cuando lo tiene. Salvo que se alle en el "fondo del pozo". Pero generalmente trata de solucionar todos sus problemas con "sus propias fuerzas". El cristiano verdadero no es así, siempre está consultado a Dios que hacer y que no y aun en los momentos en los cuales no tiene problemas porque sabe que Dios tiene un plan que ejecutar en su vida y que para poder llevarse a cabo es necesario seguir la guía del creador. Y para eso a su vez hay que vivir pidiéndole que "haga su voluntad en todo" y que "habla para el fiel a fin de saber si es que se está o no siguiendo el camino correcto"..
Cuando una persona tiene un problema generalmente se angustia o se preocupa y esas "sensaciones" no se van aunque muchas veces se sepa como solucionar tal situación. Pero con el cristiano es diferente ya que tiene a su disposición el medio de "la oración". Cuando el cristiano tiene un problema y ora, en sus palabras se descarga, y ese acto elimina toda preocupación o angustia. Todas esas sensaciones se cambian por tranquilidad y paz. Estos son beneficios cristianos y por eso es que los hijos de Dios tienen paz a pesar de tener muchos problemas. Por eso es preciso cuando se tiene un problema hablar con Dios desahogándose con él. Así todo lo genero tal problema en el corazón del fiel saldrá de inmediato o muy pronto. 
La oración hecha con sinceridad, contando todo lo que se siente aunque sea "desagradable" de decir, alivia al fiel y le da una sensación de paz y tranquilidad. Es por eso que los cristianos verdaderos pese a tener grandes problemas y enfrentar situaciones de "mucha presión" NUNCA se estresan. Al contrario si es que tenían algún tipo de estrés enseguida y cuando comienzan a obedecer a Dios lo pierden. Ya que cada oración hecha con sinceridad contando todo lo que se siente y pasa hace que una persona se "desagote" por dentro y por eso es que no queda ni resentimiento o bronca, o dolor, o algo similar. Por eso es que los cristianos pueden tener paz en medio de las dificultades. Y no dependen de "un amigo que los escuche" o de un psicólogo. Dios reemplaza todo eso. Ya que no solo los escucha sino que también les da paz (beneficio que no puede dar un amigo o un psicólogo) y les aconseja correctamente. Ya que ¿quién mejor que Dios para dar un consejo?.
Cuando se empieza a recorrer el camino de Dios es probable que se sienta un poco de "rareza" al momento de orar. Ya que no se está acostumbrado a hacerlo. Se puede por ejemplo pensar que se está "hablando solo" o que orar no tiene sentido. Pero no es así. Eso sucede porque el Espíritu Santo todavía no habita en el ser humano. Con el tiempo y cuando ese Espíritu comience  a vivir con el fiel la necesidad se orar se acentuará y comenzará a crecer, hasta llegar a ser un habito. Y por eso cada vez que se tenga algún problema se recurrirá siempre a Dios en primer lugar.
Las oraciones pueden ser hechas en voz alta o en la mente, las dos funcionan igual. Y se tiene que contar con sinceridad lo que realmente se piensa y se siente. Sólo así Dios podrá actuar y provocará alguno de los beneficios antes citados.

jueves, 2 de diciembre de 2010

"Enfriamiento en la fe y nuevo nacimiento"

Si se come la de manzana que no se espere que Dios bendiga

Cuando una persona se dispone a hacer la voluntad de Dios renunciando a su vida comienzan a aparecer ciertos cambios, uno de ellos y creo que uno de los más importantes de todo es "el nuevo nacimiento". Nacer de nuevo en el mundo espiritual significa "cambiar totalmente por dentro", es decir dejar los comportamientos pecaminosos para comenzar a comportarse con forma al carácter de Dios. La persona que "cambia por dentro" deja de ser lo que era antes y pasa a tener un comportamiento que "agrada a Dios". Si era drogadicto, deja las drogas, si era mentiroso, abandona la mentira, si era un depravado sexual pierde esos malos deseos, es fin es un cambio interior total que por supuesto se manifiesta en el exterior. Por eso es que las personas que conviven con esta que "nació de nuevo" notan que hay algo nuevo en su interior, que ya no es la misma persona que antes era. 
El nuevo nacimiento es un milagro muy difícil de conseguir pero no es IMPOSIBLE de conquistar. El problema que tienen muchos fieles es que al ser mal guiados por "malos pastores" no saben cómo lograrlo y se pasan años en la iglesia siendo la misma criatura. En ese caso es casi imposible nacer de nuevo ya que el líder que teniendo que apoyar ese cambio interior no lo hace. 

El primer paso para "nacer de nuevo" es saber que Dios tiene un plan de vida para cada siervo y de que el cumplimiento del mismo depende de que el siervo utilice todas sus fuerzas y armas disponibles para que se haga realidad dicho plan. Después solo queda renunciar a la vida que el fiel tiene y comenzar a luchar para que se haga realidad el sueño de Dios. Mientras se va siguiendo las indicaciones de Dios los milagros comienzan a aparecer hasta que un buen día se "nace de nuevo". 

Pero no todo acaba ahí, porque "el nuevo nacimiento" es una bendición que requiere mantenimiento, lo que quiere decir que se tiene que vigilar para que ese estado no se pierda. Además hay que tener en cuenta que Dios nunca va a terminar de "moldear" el carácter de una persona. Siempre y con el avance de los años en la obediencia al creador se estará presenciando cambios en el carácter.

El mantenimiento del nuevo nacimiento se da de la misma forma en que se lo obtuvo, "obedeciendo a Dios" si el fiel que "nació de nuevo" deja de hacer la voluntad del creador ese estado espiritual se pierde. Por el contrario si se sigue obedeciendo a la voz de Dios ese estado nunca acabará. En las iglesias de hoy hay muchas personas que después de haber nacido de nuevo pierden ese estado espiritual, desde luego se debe a que dejaron de obedecer al Señor de señores para hacer sus propias voluntades. Estos son los pastores, obispos, miembros, obreros, que con el pasar del tiempo de "enfrían en la fe". No existe enfriamiento en la fe para Dios(o se es de Dios o no se es de él) y si es que se tiene esos síntomas es porque se dejó de obedecer. Muchos pastores argumentan que el enfriamiento en la fe viene por causa de un desgaste que se produce por "las dificultades de la obra". Estos piensan que por que se

 es obreros o pastor u obispo y como se lucha con más demonios que cualquier miembro por esos cargos, se corre mayor riesgo de "enfriarse". No puede ser más satánico ese pensamiento. Si Dios puso a una persona como autoridad espiritual dentro de una iglesia cualquiera sea el cargo que se ocupe es debido a que según la voluntad de Dios esta persona está capacitada para enfrentar ese tipo de luchas espirituales y si bien es cierto que son más enemigos espirituales con los que se cuenta cuando se tiene un cargo en dicha instituciones eso no quiere decir que Dios desampare a ese persona para realizar ese trabajo tan peligroso. Al contrario Dios envía cuando hay más enemigos más ángeles para ayudar ("al que tiene más se le dará"). El problema es que estos que se "enfrían en la fe" son generalmente personas que han entrado a la obra sin el consentimiento de Dios y por eso es que con el tiempo salen. Entraron guiados por sus propias pasiones y no porque Dios les haya autorizado. Y como muchos pastores(los malos) ignoran como es el mundo espiritual comienzan a decir cosas como "el trabajo de la obra es difícil si es que te pasa que te enfrías no te preocupes es algo normal, común". Todo eso es mentira pura mentira, la verdad es que esas personas no han aprendido a obedecer a Dios o si es que aprendieron dejaron de obedecerle con el tiempo. ¿El motivo? puede variar en cada persona a veces es ignorancia otras orgullo, pero lo importante es que se dejó de obedecer entonces hay consecuencias. El obrero o pastor u obispo que se "enfría en la fe" si muere va al infierno (salvo que pida que Dios le salve antes de morir) ya que si perdió su estado de bienestar espiritual es porque no obedece a Dios y si no se obedece al creador no hay salvación. No hay que condenar a las personas por "enfriarse en la fe" pero tampoco hay que ser hipócritas considerando que ese estado espiritual se logró -en caso de ser una autoridad espiritual- gracias "al desmedido amor que tal o cual persona tenia por las almas". Si realmente el amor era desmedido "¿por qué Dios dejó de enviar su fuego para esa persona?. Sencillamente porque desobedeció. No hay que ser sentimentales, hay que llamar a las cosas por su verdadero nombre. Cuando hay "enfriamiento en la fe" es porque hay también desobediencia al creador.

¿Qué se hace con una persona que se enfrió en la fe?. Se le enseña a obedecer y se lucha porque le haga caso al creador. Como puede notarse la solución es sencilla.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Malos pastores 4

Añadir leyenda


Muchas veces pasa que en las iglesias cuando recién se harben en algún lugar  se coloca como ministro un "mal pastor". Y este si bien puede hacer que las personas lleguen a tener algún tipo de relación con Dios no logra que se liberen completamente. Por eso su actuar es un peligro, ya que no puede dar más de lo que él tiene. Y si no está liberado del todo del pecado tampoco puede hacer que sus "hijos espirituales" sean libres de la opresión del mal. 

Estas iglesias solo podrán liberarse del mal pastor si es que alguno de sus miembros o todos ellos una vez que fueron bautizados con el Espíritu Santo buscan incesantemente entender qué significa obedecer a Dios. Si no lo hacen así y solo dependen del "alimento espiritual" que el mal pastor les da nunca lograrán salir de la esclavitud en la que se rencuentran por eso es que la iglesia nunca será del todo bendecida. Esto también puede cambiar si es que se envía a un "buen pastor" a dicha iglesia. Este tiene las condiciones espirituales para cambiar todo lo que el mal pastor hizo.

Ahora si la historia es "al revés" es decir se habré una iglesia y envían un "buen pastor" que enseña a la gente a obedecer verdaderamente a Dios y después viene un mal pastor cuando al anterior lo trasladan, este ultimo no afectará en nada al pueblo de Dios. Ya que Dios ya sabe que ese pastor que vino es malo y le dará orientación a sus hijos para saber cómo actuar frente a sus malas enseñanzas. Y por eso es que se podrán librar "del lazo del cazador".  Satanás no puede vencer a quien ya entendió cómo hacer la voluntad de Dios.

Por eso es necesario aprender a obedecer a Dios ya que una vez que se aprende, no hay vuelta atrás y nada ni nadie podrá apartar a Dios de su pueblo, ni un mal pastor ni nada.